Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Matilla con la opción de renovar dos años más con el Nàstic

El jugador toledano se ha sentido importante con Gordillo. La continuidad del técnico le podría convencer de seguir

Jaume Aparicio

Whatsapp
Matilla con la opción de renovar dos años más con el Nàstic

Matilla con la opción de renovar dos años más con el Nàstic

Javier Matilla (Quero, 29 años) tenía la firme intención de abandonar el Nàstic una vez finalizara el curso. Había participado poco en el equipo. No contó casi nada para Nano Rivas. Veía que sus esfuerzos para recuperarse de la grave lesión de rodilla que se produjo la temporada pasada en el Elche eran inútiles sin continuidad en el verde.

El club grana le había abierto las puertas para finalizar su recuperación. Una vez con el alta médica le dio la oportunidad de incorporarse a la plantilla. Pero el toledano quería jugar. Sentirse importante. Y eso no llegaba con el manchego. Su contrato finaliza el 30 de junio y aunque tenía la opción de prolongarlo dos años más, su idea era buscar un nuevo destino.

La llegada de José Antonio Gordillo lo cambió todo. Con el preparador andaluz Matilla ha recuperado sensaciones. Si bien, no participó del triunfo contra la Cultural Leonesa, en el que el técnico sevillano prefirió invertir sus recursos en el potencial ofensivo, especialmente tras el 0-2 de los primeros 45 minutos, sí lo hizo en los dos siguientes encuentros.

Para esos partidos de veteranía y compromiso, Gordillo hizo sitio al toledano. Desbancó a Maikel Mesa para consolidar una medular en la que Matilla se ocupó de la tarea de contención. El centrocampista brilló ante el Huesca con un partido serio y completo. 

Se movió con seguridad ofreciéndose como la primera alternativa al pase en la línea de salida del balón desde atrás. Con Javi Márquez a su lado y Tejera ligeramente adelantado a la posición de enganche, Matilla desplegó su físico para realizar las coberturas defensivas de sus compañeros.

Fue un jugador de carácter. De dar la cara y no esconderse. Mostrarse valiente y atrevido. Sin titubeos. Confiado en unas cualidades que le habían hecho un hueco en equipos de importancia tanto en Primera (Villarreal y Betis) como en Segunda (Betis y Elche). Convenció a Gordillo de que siguiera apostando por su figura en la zona ancha del terreno de juego.

Frente al Rayo, el entrenador sevillano introdujo un cambio de sistema. Pasó a un clásico 4-4-2, con Tejera ocupando uno de los costados, aunque con absoluta libertad. Un dibujo diferente pero que siguió contando con Matilla. Esa dupla con Javi Márquez en la medular volvió a ofrecer un rendimiento espectacular. En un partido para correr detrás del balón, en su mayoría en posesión del cuadro madrileño, el centrocampista ejerció como una pieza imprescindible a la hora de mantener la posición y el equilibrio del grupo.

Ese cambio de rol ha hecho meditar a Matilla que podría sentarse con el club para hacer efectiva la cláusula que le permitiría prolongar su contrato dos años más, hasta 2020.

Por los minutos que José Antonio Gordillo ha otorgado al centrocampista de Quero no parece que viera con malos ojos la continuidad del futbolista. Su veteranía y pragmatismo en el sistema combinativo le vendrían muy bien de cara a la próxima temporada.

Esperando al director deportivo

En cualquier caso la decisión estaría en manos del nuevo director deportivo grana. Un cargo que aunque ya comienzan a salir posibles candidatos (como Lluís Codina) todavía no hay nada cerrado. El Nàstic maneja varios nombres. Ha iniciado conversaciones con alguno de ellos pero está a la espera de resolver otros frentes que todavía tiene abiertos y son aún más importantes. Básicamente, acordar con la relación con Promoesport.

Hay reuniones marcadas para los próximos días entre ambas partes para tratar de alcanzar un pacto amistosos. Ya sea juntos o, más probablemente, separados.

Si Rodri y Promoesport mantuviera sus acciones del Nàstic o siguieran vinculados a la entidad tarraconense debería dar el visto bueno a la contratación del nuevo director deportivo. 

El tiempo corre en contra. Los clubes con las estructuras ya establecidas están inmersos en la confección de sus plantillas. El mercado no espera a nadie y si el Nàstic se retrasa puede encontrarse con que las piezas más codiciadas vistan ya unos colores.

Temas

Comentarios

Lea También