Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Merino: 'Los jugadores tienen que recuperar la humildad y el sacrificio'

El nuevo entrenador del Nàstic asegura que 'vengo aquí a ganarme mi futuro como entrenador'

Francesc Joan

Whatsapp
Merino, en su sesión de esta mañana en el Nou EstAdi. FOTO: PERE FERRÉ

Merino, en su sesión de esta mañana en el Nou EstAdi. FOTO: PERE FERRÉ

Juan Merino llega con las ideas muy claras al Nàstic. Como mínimo así se desprende de las primeras palabras del sustituto de Vicente Moreno en el banquillo grana, quien en su presentación de este mediodía se ha mostrado convencido de los pasos que debe dar para tratar de salvar del descenso a un equipo, el tarraconense, que ahora mismo es colista de Segunda y que tiene a seis puntos los puestos de permanencia.

“Vengo con una ilusión grandísima. Mi misión es autoconvencer a los jugadores de que pueden salir de ahí”, ha explicado de entrada el técnico gaditano de 46 años, quien la pasada temporada dirigió al Betis en Primera División en los últimos 20 partidos del campeonato. “Creo que los jugadores han perdido la humildad y el sacrificio, y tienen que recobrar esos dos aspectos. La actual situación genera intranquilidad, se bajan los brazos, y por eso creo que ahora mismo es bueno que los jugadores estén dolidos porque saben que su comportamiento no está siendo bueno”, ha añadido. "El jugador siempre trata de poner excusas, pero sabemos que no están en su mejor momento. A mí no me van a engañar. Hay que ponerles a tope sus posibilidades, en peso, en preparación, en cuidarse...".

Ha reforzado su mensaje explicando que en la temporada 2010-11 en las filas del Recreativo de Huelva, donde le ofrecieron el puesto de primer entrenador pero tuvo que ejercer como segundo de Carlos Ríos porque aún no tenía el carnet, “cogimos al equipo con 19 puntos a estas mismas alturas y lo dejamos cerca de disputar la liguilla de ascenso”. “El Nàstic está en una situación difícil, pero en la Segunda División hay mucha igualdad. Nadie envidia a nadie y debemos mirar en qué podemos mejorar”.

Merino, considerado por muchos como un motivador nato, ha dejado claro que “vengo aquí a ganarme mi futuro como entrenador, porque yo quiero progresar en esto. Y el Nàstic es un club con capacidad, respetado, con una proyección ascendente, de máximo crecimiento, donde los jugadores están al día económicamente cosa que no sucede en otras partes. Y eso es un privilegio”.

Sobre su sistema de juego ha explicado que “lo marcarán los jugadores. Quiero sobre todo un equipo ordenado, y puedo tenerlo con un 4-2-3-1, un 4-4-2, un 4-3-3 o jugando con tres centrales”. Y asegura que tiene detectados las deficiencias del actual Nàstic: “El equipo viene de errores grandes a balón parado”, ha puesto como ejemplo.

También ha explicado que los jugadores hasta ahora con menos minutos tampoco van a contar para él. “No puedo darles la oportunidad a quienes no han sido capaces de de demostrar su valía en seis meses con el otro cuerpo técnico. Traicionaría a los jugadores si les digo que en una semana o dos puede cambiar su situación. No vengo aquí a perder el tiempo”, ha dicho, palabras que denotan que los futbolistas que menos habían jugado con Moreno y cuya salida ya se esperaba igualmente serán cedidos o causarán baja.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También