Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Miguel García: "Sin brazo juego al máximo nivel"

SOFTBALL. El venezolano es jugador-entrenador del Gladiators SBC, campeón catalán

ALEX SALTÓ

Whatsapp
Miguel García es una pieza indispensable para el Gladiators. FOTO: CEDIDA

Miguel García es una pieza indispensable para el Gladiators. FOTO: CEDIDA

«Una discapacidad no es obstáculo para disfrutar del deporte ni cumplir tus sueños». Este es uno de los principios sobre los cuales Miguel García se ha convertido en un referente en todos los aspectos para cualquier amante del deporte.

Miguel García, nacido en Venezuela y actualmente residente en Cambrils, ha vivido toda su vida sin su brazo izquierdo debido a los efectos de la talidomida, un fármaco que tomó su madre para evitar los vómitos durante su embarazo, y que causó el atrofiamiento en el brazo izquierdo de Miguel al impedir el desarrollo las células.

Sin embargo, desde pequeño, el jugador venezolano de softball contó con la inestimable ayuda de su familia. Sus padres y su hermano nunca permitieron que Miguel creciera pensando que no lograría todo lo que se propusiese.

Actualmente milita en las filas del Gladiators SBC, de la Liga Catalana (FCBS) Senior Máster. Y no solo dentro del campo, sino que tiene una doble función, la de jugador-manager, lo que le convierte en una pieza clave e indispensable. En 90 años de la Liga Catalana, nunca un equipo de Softball de Vila-seca había logrado este galardón. Sin embargo, con Miguel García al mando de las operaciones, el Gladiators logró lo nunca visto y se proclamó campeón de Catalunya.

Los vilasecanos cuajaron una gran temporada. El Gladiators fue de menos a mas a medida que avanzó la liga y, con 15 triunfos y 7 derrotas, se metió en los 4 equipos para competir por el Campeonato. Todo ello contando con la experiencia de Miguel Garcia. Una experiencia que se forjó en los primeros pasos de la carrera de Miguel, donde él mismo afirma «haber conocido a grandes deportistas en la Universidad de Carabobo, gracias a los cuales me incliné con entera dedicación a lograr practicar diferentes deportes (baloncesto, natación, fútbol, voleibol, Béisbol y Ciclismo)».

En las mencionadas semifinales, el Gladiators se topó con el que era vigente campeón, un duro hueso de roer como el CBS Hércules H. Black. Los vilasecanos consiguieron superar a los valencianos (6-12) y se clasificaron por la ansiada final.

El último paso para alzarse campeón era ante el Barcino Aguilas. Los vilasecanos mostraron su mejor imagen para vencer con claridad (9-1) y alzarse como campeones de Catalunya.

Un nuevo reto

Además, para la nueva temporada, Miguel García también será el entrenador de un nuevo equipo diseñado para competir en una categoría menor, en la de Lanzamiento Lento. El objetivo de la creación de este nuevo equipo, ya inscrito en la competición y reclutando jugadores actualmente, es lograr que el mayor número de gente con discapacidad siga los pasos de Miguel y pueda competir como si cualquier otro deportista.

Por si jugar en un equipo y entrenar a dos fuera poco, Miguel García, está dispuesto a enseñar y preparar a personas con un solo brazo en este deporte y ayudarles a buscar nuevas metas que les brinden un camino que les impulse como trampolín dentro de la sociedad, venciendo barreras y tumbando impedimentos físicos. «No pueden haber límites que frenen o detengan nuestro desarrollo, sabemos que el talento de cada uno de nosotros se impone ante cualquier dificultad y solo participando, aprendiendo y asistiendo a las actividades programadas, tendremos a favor una herramienta útil para lograr alcanzar cualquier meta».

Comentarios

Lea También