Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes LA TEMPORADA PASADA, EL ALMERÍA SE SALVÓ CON 48 PUNTOS EN SU CASILLERO

No siempre son 50 puntos

Los 50 puntos suelen ser la barrera fijada para no descender, sin embargo, no siempre es necesario es llegar a esta puntuación para conseguir la permanencia

Juanfran Moreno

Whatsapp
Puntos de los 18º clasificados en las últimas 10 campañas en Segunda.

Puntos de los 18º clasificados en las últimas 10 campañas en Segunda.

Los 50 puntos son la barrera que marca el descenso en la Segunda División. Así al menos se suele proclamar a la hora de hacer cábalas para el final de temporada. Sin embargo, la realidad es bien distinta. No siempre es necesario llegar a los 50 puntos para salvarse. Hay muchas campañas recientes que refuerzan esta afirmación.

De hecho, en las dos últimas temporadas no se ha necesitado llegar a los 50 puntos para salvarse. La temporada pasada el Almería logró mantenerse en la Segunda División con 48 puntos en su casillero, dos menos que los venerados 50, siendo el último equipo que no ocupó puestos de descenso. Por otra parte, el Osasuna se salvó hace dos temporadas con la friolera de 45 puntos, la cifra más baja de los últimos años y que difícilmente servirá este curso para poder salvarse. Es curioso, ya que estas dos temporadas venían precedidas de las dos campañas que han puesto la salvación más cara en los últimos años. En la temporada 2012-2013 y 2013-2014, la barrera por la permanencia se situó en los 51 puntos.

Antecedentes dispares

En las temporadas 2010-2011, 2008-2009 y 2007-2008, la permanencia estuvo fijada en 47 puntos. Es más, en las últimas diez temporadas de campeonato, en cinco de ellas se ha conseguido la permanencia con una puntuación por debajo de los 50 puntos y en las otras cinco se ha atado con cifras superiores a la barrera de los 50 puntos. Es decir, en la última década hay un 50% de opciones de descender sino se consigue la venerada cifra de 50 puntos. Un porcentaje mucho menos alarmante de como en realidad se pinta.

Este curso, la cifra máxima en la que puede situarse la salvación es en 52 puntos. Esta puntuación se daría si el Nàstic, logra sumar nueve puntos en los tres encuentros restantes que quedan de temporada, algo que se antoja como complicado, pero no imposible. Todo invita a pensar que la permanencia esta temporada podría estar por debajo de la famosa barrera de los 50 puntos debido al duro calendario que le queda a los rivales de la zona baja, pero son teorías utópicas si se tiene en cuenta que la Segunda División acumula resultados sorprendentes de manera rutinaria. Sin ir más lejos, la pasada jornada el Alcorcón rascó un punto en el campo del Girona y el Mirandés le empató al Valladolid con 10 jugadores y un cero a dos en el marcador.

Lo que está claro es que el Nàstic debe conseguir al menos dos victorias para no descender. Esas son las cuentas que se manejan. Sumar los tres puntos ante el Girona sería un paso de gigante para alcanzar el ansiado objetivo. 

Temas

Comentarios

Lea También