Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: El triplete de Manolo

El centrocampista de Bigastro ha estado presente en los últimos tres ascensos del Gimnàstic. De sus cuatro años y medio en Tarragona solo en uno no logró subir. En 2016 buscará el póker
Whatsapp
Manolo se dirige a la afición el pasado domingo después de culminar el ascenso a Segunda. Foto: Lluís Milián

Manolo se dirige a la afición el pasado domingo después de culminar el ascenso a Segunda. Foto: Lluís Milián

Finaliza el partido ante el Huesca. Se desata la fiesta en el césped del Nou Estadi. Manolo Martínez levanta la mano. La izquierda. La derecha reposa pegada al cuerpo por el dolor en la clavícula que le martiriza desde el minuto 15 de partido. Enseña tres dedos a la cámara de televisión, al fotógrafo que le enfoca con el objetivo, a la grada, al palco, etc. Orgulloso, celebra su particular triplete. Un ‘hat-trick’ de ascensos con el Nàstic. Vamos, que en Tarragona no hay visita ‘nastiquera’ al Balcón del Ayuntamiento en la que no salga Manolo Martínez, presente en las últimas tres veces que los granas han logrado subir de categoría. En 2004, de Segunda B a Segunda, en 2006 de Segunda a Primera y el de este año, 2015, de nuevo de Segunda B a Segunda.

«Cuatro años y medio en Tarragona (de la 2003-2006 y 2015) y tres ascensos. No se puede pedir más», decía nada más acabar el duelo ante el Huesca. El alicantino tiene ojo para los proyectos. Escoge bien. Lo hizo cuando decidió venir al Gimnàstic en la 2003-04. Llegó y besó el santo. Ascenso a Segunda. Igual que este año. «Me gustó el proyecto, aposté por él y no me he equivocado». Tampoco erró cuando dejó el Nàstic a mediados del curso 2006-07 para ir a Tenerife. Allí logró otro ascenso a Primera.

De los tres ascensos en Tarragona, tiene claro con cuál se queda:«este es el mejor, por cómo llegué (tras una grave lesión en Grecia), por el grupo, por mis números, etc.», señaló el de Bigastro. A punto de cumplir 35 años, Manolo Martínez, ha sido una de las piezas indiscutibles en el esquema de Vicente Moreno. Es el octavo jugador con más minutos de la plantilla (2.247 en 31 partidos, 26 como titular). Su rendimiento es incuestionable. Ni rastro de los problemas de rodilla gracias a la precisión quirúrgica del doctor Ramon Cugat y los cuidados del ‘fisio’ grana, Ernest Canete.

La temporada 2014-15 bien podía haber sido la última del centrocampista alicantino. Manolo no se veía jugando de nuevo en campos como el de Badalona, Baleares, Xàtiva, etc. Tenía claro que si no se ascendía colgaba las botas. Lo dejaba. Los goles de Lago Júnior, Rocha y Marcos –así como los de Rayco, Luismi o Azkorra durante la temporada o las paradas de Reina y las actuaciones de Xisco Campos, Mossa, Marí o Molina, entre otros– han conseguido que Tarragona pueda seguir disfrutando del fútbol de Manolo, al menos, una temporada más. El vestuario necesita de su carácter, su liderazgo y esa capacidad para motivar a los demás. Sus consejos vendrán bien. Sobre todo para aquellos que nunca han estado en la LFP. Para aconsejarles y para volver a recorrer el camino que hizo en su primera etapa en el Gimnàstic. El que le llevó de Segunda B a Primera. Manolo quiere el póker de ascensos.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También