Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Grupo de largo recorrido

El proyecto del Nàstic en Segunda pasa por seguir apostando por el bloque actual, reforzado con incorporaciones que permitan realizar un regreso a la LFP por la puerta grande
Whatsapp
La plantilla del Nàstic celebró el ascenso a Segunda tras superar al Huesca en el Nou Estadi por 3-1. Foto: Pere Ferré

La plantilla del Nàstic celebró el ascenso a Segunda tras superar al Huesca en el Nou Estadi por 3-1. Foto: Pere Ferré

Subir a Segunda no llevará ninguna revolución. Será una transición fácil. Natural. Porque el proyecto sigue siendo el mismo. La confianza está depositada en el vestuario actual. En los jugadores que han conseguido el ascenso a la Liga Adelante. Le avala su impecable trayectoria en las dos temporadas que llevan unidos la mayoría de ellos. Dos títulos del grupo 3 de Segunda B en dos años (aunque la pasada campaña les fuera arrebatado en los despachos) y un ascenso.

Los resultados les otorgan credibilidad y su comportamiento dentro y fuera del campo confirman su fortaleza como vestuario. «Los tenemos cuadrados», dijo en plena celebración el capitán Xisco Campos. «He visto varios ascensos y en todos ellos el denominador común es el buen grupo. Si no lo hay es imposible». Lo decía Ernest Canete, el fisioterapeuta del Nàstic y toda una institución en el club con 23 años tratando a los jugadores del primer equipo y cuatro ascensos a sus espaldas.

Esa unión interna combinada con la gestión técnica de Vicente Moreno es lo que más se asemeja a una fórmula de éxito visto en los últimos años en el Nou Estadi. Una receta a la que el club volverá a apostar en su regreso a la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Lo fue el curso pasado, tras quedarse a las puertas del ascenso, y volverá a ser el eje vertebrador del proyecto de la temporada 2015-16.

El preparador valenciano volverá a dirigir a un equipo de Segunda, categoría en la que debutó como entrenador en el banquillo del Xerez. Nunca descendió deportivamente. En 26 partidos logró la permanencia de los andaluces. El mismo objetivo con el que partirá el próximo curso su Nàstic, porque su continuidad está garantizada. «No habrá problemas», respondió cuando se le preguntó. No hay motivo para quebrar el tándem Moreno-Viqueira.

La plantilla tiene garantizada su continuidad en un 99% de los casos. Entre los que tienen contrato, los que el ascenso les ha supuesto su renovación automática y los que no pondrán ningún reparo en seguir vistiendo de grana el curso que viene, el Nàstic tiene ya cubiertas 17 de las 25 fichas de que disponen los conjuntos de Segunda división. Quedarn tres incógnitas y una previsible baja. Habrá que sentarse con Almería y Betis, para hablar de los dos jugadores cedidos por ambos equipos respectivamente: Cristóbal y Sergio Rodríguez. El único que no tiene la renovación es Lago Júnior. El autor del primer gol ante el Huesca y el Nàstic deberán entablar una negociación para decidir si siguen caminando juntos.

Pablo Marí tiene casi todos los números para abandonar el club. Lo reconoció ayer el propio presidente del Gimnàstic, Josep Maria Andreu. Tiene encima de la mesa una oferta muy importante. El club grana intentará tentarle para que siga en Tarragona, pero es poco probable que puedan convencerle.

Llegarán refuerzos. Jugadores que ayuden a dar el salto a futbolistas que nunca han llevado el símbolo de la LFP en el brazo. Vendrán a sumar, a consolidar un equipo que ha mostrado estar por encima de la categoría a la que pertenecía en los últimos dos años. La temporada que viene afrontarán un paso más. Segunda división. Calibrarán sus fuerzas con 22 de los mejores equipos del país. Midiendo su capacidad de superación. El club confía en su potencial y ellos también. Durante las celebraciones hubo mensajes atrevidos. Se intuyó Primera en el horizonte. Excesivo dirán algunos. Locura, señalarán otros. Los mismos reproches que se le hizo a Diego Torres cuando en el mismo balcón del Ayuntamiento en 2004 anunció la llegada del Nàstic a Primera. Sucedería dos años después.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También