Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Suscritos a la épica

El Nàstic ha tenido que remontar dos resultados adversos para sumar cuatro puntos que le sitúan en la cuarta plaza provisional de la tabla
Whatsapp
Rayco pugna por el balón en el campo del Tenerife con Aitor Sanz ante la mirada de Emaná. Foto: ACAN

Rayco pugna por el balón en el campo del Tenerife con Aitor Sanz ante la mirada de Emaná. Foto: ACAN

Dos partidos, dos remontadas. El Nàstic se ha agarrado a la épica en este inicio de temporada. A los finales de infarto. Ante el Albacete los granas se vieron contra las cuerdas en el minuto 84. Con 0-2 en el marcador y un hombre menos, por la expulsión de Manolo Martínez, el conjunto de Vicente Moreno apeló al carácter para levantar dos goles y sumar un punto en el debut en la Liga Adelante.

El domingo, en su visita al Heliodoro Rodríguez López, volvió a sacar la garra. En un partido tosco, de escaso fútbol, el gol del Choco Lozano parecía decantar la balanza de manera definitiva. Pero el inconformismo grana quiso añadir una nuevo final heroico.

Vicente Moreno puso el interruptor en modo ofensivo. Emaná impuso su personalidad en la mediapunta del ataque tarraconense. El camerunés es uno de esos jugadores cuya única presencia logra sacar lo mejor de sus compañeros. Giner, en su posición de lateral, arrancó los mejores centros del partido. Mientras Pablo Marí y Jean Luc se vistieron de ‘killers’ para voltear el marcador y darle al Nàstic su primera victoria del curso. Un triunfo de valor. Ni el Heliodoro Rodríguez López era un campo propicio, ni las circunstancias –con un pésimo césped– y un rival encabritado auguraban un buen escenario. Obstáculos que quedaron superados con empuje.

Cautela

Pese a la alegría, el entrenador del Nàstic quiso dar un toque de atención. Las remontadas son jugosas y dulces, pero «no es lo habitual», advirtió el valenciano en micrófonos de Tarragona Ràdio a la conclusión del encuentro en Tenerife, por el peligro que conlleva. «Hay veces que no se produce ninguna a lo largo del curso y nosotros llevamos dos de dos», añadió. Lo cierto es que el Nàstic, a las órdenes de Vicente Moreno, ha vivido doce ‘remontadas’. Seis sirvieron para empatar, mientras que en la otra mitad de las ocasiones lograron voltear el marcador y llevarse los tres puntos.

En su primera temporada en el banquillo de Tarragona (2013-14), sus pupilos levantaron un marcador adverso ocho veces. Cinco acabaron con victoria y tres en empate. En el curso anterior fueron cuatro, tres para empatar y uno para ganar.

La primera remontada de Moreno fue el día de su debut al frente del cuadro grana ante el Constancia. Rubén adelantó a los baleares y Giner igualó en la segunda mitad.

Pero si algún equipo se le ha dado bien al Nàstic de Moreno en cuestión de remontadas es el Olot. El conjunto de la Garrotxa se ha adelantado en el marcador en los últimos dos años en tres ocasiones y en todas ellas acabó siendo estéril. Especialmente afortunado has sido el club granate en el Municipal olotense. En sus últimas dos visitas vieron como los locales abrían el marcador y tenían que sudar para girarlo. En la 2013-14, incluso tuvo que aparecer Reina para atajar una pena máxima en el último suspiro.

En Segunda división el Nàstic ha remontado una diferencia de un gol para ganar el partido, como hizo en Tenerife, en 14 ocasiones, según datos oficiales de la LFP. La última fue en la temporada 2011-12 en Cartagena. El tanto inicial de Braulio fue equilibrado por un doblete de Morán y otro tanto de Álex Ortiz.

Mientras que la gesta lograda frente al Albacete de equilibrar dos goles de diferencia se ha repetido en cuatro ocasiones.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También