Deportes Baloncesto

Nueva exhibición de poderío del Valls Teixidó ante el ADT

Baloncesto. El derbi tarraconense cayó del bando vallense, al que le costó ganar más de lo que indica el marcador (94-68)

Alex Saltó

Whatsapp
Adri Rivas penetra a canasta antre Alexei durante el derbi entre el Valls Teixidó y el ADT. FOTO: Fabián Acidres

Adri Rivas penetra a canasta antre Alexei durante el derbi entre el Valls Teixidó y el ADT. FOTO: Fabián Acidres

El CB Valls Teixidó dio una nueva muestra de poderío en el nuevo derbi tarraconense de Liga EBA, derrotando al ADT por un 94-68 menos cómodo de lo que indica el resultado.

Era un día especial. Nacía un nuevo derbi de la demarcación en la categoría. Un proyecto consolidado en la categoría y con grandes aspiraciones como el del Valls Teixidó se topaba con el del Torreforta, que se ha instalado en la competición después de comprar la plaza este verano. 

Arrancó fuerte el ADT, buscando sorprender cada vez que podía al Valls. En los primeros ataques, por contra, los vallenses dudaron. En defensa permitieron muchos espacios que, dado el sistema ofensivo del Torreforta, eran imperdonables. 

El AD saltó a la pista con un quinteto totalmente abierto, una ofensiva en total movimento que crearía espacios a partir del movimiento constante de piezas. Funcionó el plan de Borja San Miguel, que no tuvo miedo al frenetismo, ecosistema en el que se también el Valls está cómodo. Sin embargo, cuando te quieres cubrir la cabeza con la manta, los pies quedan al descubierto, y los de Oriol Pozo dominaron la zona. Allí, cuando encontraron a Bülow en la pintura, la ofensiva se esclareció, y el pívot vallense fue el de los dos primeros encuentros de liga. 

Con la entrada de la segunda unidad en ambos conjuntos, el marcador se fue paralizando, y el ritmo de anotación bajó. El esprint final local fue fructífero, y la aparición en escena de Jordi Llagostera, con cuatro puntos consecutivos, obligaban a una pronta reacción al ADT tras el primer cuarto (24-16).  

La entrada de Alexei Pérez en el bando visitante reforzó la zona. Había ya una respuesta a Bülow en el poste bajo, una que no solo frenaba la sangría interior, sino que también generaba un nuevo foco de atención para los vallenses. Sin embargo, en el Valls Teixidó cualquier jugador te puede desvestir en cualquier momento. En los últimos minutos del primer tiempo, lo hicieron los triples de Rivas, Fàbregas y Jordi Llagostera, que dejaban tocado al ADT al descanso (45-35).

El Valls Teixidó salió al tercer cuarto dispuesto a dinamitar el encuentro. Buscó el aro agresivamente, con un Pol Oliveir con ganas de aparecer. Anotó una ran canasta y dio dos asistencias en el primer minuto del tercer cuarto, y la distancia creció hasta los 14 puntos. 

La defensa del ADT no supo contener la intensidad vallense, mientras Bülow abusó una y otra vez bajo el aro -acabó con 19 puntos-. Al inicio del último cuarto, de nuevo los visitantes sacaron el orgullo para, mediante Javi Cal y Condes, que ponían un parcial de 5-0 que obligaba a partar el partido a Oriol Pozo.  

Sin embargo, el partido murió cuando entró en trance Pol Olivier (19p.). No había tenido su mejor partido hasta el momento, pero lideró un parcial de 9-0 (incluidos siete puntos consecutivos del tarraconense) que finiquitaron el encuentro. Pusieron una máxima ventaja que no dejó de crecer y que acabó convirtiéndose en un correctivo demasiado severon para un ADT que jugó un digno partido.

El Valls Teixidó sigue invicto, con tres victorias y cero derrotas, mientras que el  ADT suma dos tropiezos. 

Temas

Comentarios

Lea También