Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Olmo me corregía mucho y me sentí cómodo y tranquilo'

Fran Carbia recuerda cómo fue el primer partido de su vida como lateral derecho. Lo completó con buena nota

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Fran Carbia celebra uno de los tres goles que ha anotado esta temporada. Foto: Alba Mariné

Fran Carbia celebra uno de los tres goles que ha anotado esta temporada. Foto: Alba Mariné

Fran Carbia fue un delantero convertido en defensa por un día. Hizo bueno el dicho que relaciona la polivalencia con el valor más poderoso del mundo. Las sanciones de Cassamá y Benito, los dos futbolistas naturales para esa posición, provocaron dolor de cabeza a Natxo, que necesitó exprimirse para encontrar una solución. La vio en Fran, uno de sus soldados preferidos. Fran acude a cada entrenamiento como un niño con zapatos nuevos. Es feliz con su profesión, por eso se desgasta en cada minuto. Habla poco y su afán por el progreso asombra al jefe.

Natxo le dejó entrever sus intenciones pronto. Durante la semana le mandó mensajes indirectos en los partidillos tácticos de entrenamiento. El martes ya le mandó al lateral derecho y el viernes le confirmaba el notición. «Los automatismos son muy distintos a lo que estoy acostumbrado, pero con la ayuda de los compañeros lo asimilé rápido. Olmo, que siempre andaba cerca de mí, me corregía y tanto Haro como Óscar Rico, que solían actuar de interiores, venían a ayudarme. Me sentí cómodo y tranquilo», rememora Carbia, valiente en su actuación. No dudó en incorporarse por el carril cuando el ataque rojinegro pedía auxilio.

Un momento de inquietud

Fran piensa, por un instante, en los minutos que padeció más inquietud durante el partido ante el Lleida. «En el primer tiempo, cuando ellos tenían más el balón, y no podía despistarme ni un instante». Antes del examen, este tarraconenses con raíces en Cádiz, asegura «pasar las horas tranquilo. Siempre intento que sea así, aunque lógicamente piensas un poco más de la cuenta en el partido por la novedad que te va a tocar vivir».

Tras los 90 minutos, llega el momento para el análisis personal. «Entonces sí que medito cómo me ha ido. Los errores y los aciertos que he podido tener. Eso sí, no me gusta verme mucho en la tele. Prefiero repasar el partido mentalmente». De la cita ante el Lleida, el pequeño atacante admite sentirse «satisfecho en los personal, aunque me hubiera ido más contento si el equipo hubiera sumado los tres puntos».

Carbia acumula ya 22 apariciones esta temporada, 15 de ellas en el once de los elegidos. Hasta el momento suma tres goles, el último de ellos en Villarreal, justo hace poco más de 10 días. Las prestaciones de este chico siguen en alza. No descansa su evolución individual.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También