Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Pólvora mojada (Pobla 0 - Granollers 0)

José Perales volvió a salvar al filial grana tras parar un penalti en los primeros minutos de partido

Violant

Whatsapp
El capitán de la Pobla, Gil Muntadas, presiona a un rival del Granollers en el partido de la primera vuelta. Foto: Pere Ferré

El capitán de la Pobla, Gil Muntadas, presiona a un rival del Granollers en el partido de la primera vuelta. Foto: Pere Ferré

Tercer empate consecutivo de la Pobla de Mafumet, que ayer no pudo pasar del 0-0 en su visita al Granollers y continúa anclado en la zona media de la tabla en el arranque de la segunda vuelta. En un duelo marcado por la igualdad, el equipo de Martín Posse bregó a lo grande en defensa para deshacerse de un rival muy correoso, pero pasó muchos apuros para llevar el balón jugado a terreno peligroso y crear ocasiones de gol para deshacer el empate inicial. 

El partido estuvo a punto de torcerse en los primeros compases. Corría el minuto 9 cuando el defensa de Valls Ruxi cometía penalti tras derribar a un atacante vallesano. El delantero Javi Sánchez se encargó de chutar la pena máxima, pero José Perales le adivinó la dirección y logró desviar el cuero a córner para mantener el cerrojo.
A la media hora de juego, de nuevo el Granollers pudo romper la igualada en un centro venenoso que acabó con la pelota paseándose por el área pequeña sin encontrar nadie que rematara o despejara.
Después del susto, y todavía antes del descanso, el filial grana también disfrutó de su mejor ocasión para subir el 0-1. La protagonizó Iván Vidal, que se encontró con un balón dentro del área pequeña, pero se quedó sin ángulo y lo estrelló contra el cuerpo del guardameta local, Víctor Colchero.
En la segunda mitad, los dos equipos siguieron alternándose el dominio del cuero, aunque se agudizaron los problemas para abrir huecos, con un toma y daca que o dio frutos. 
Sendas defensas impidieron que llegaran más ocasiones de marcar, pero en los últimos minutos fue la zaga poblense la que tuvo más trabajo para achicar el peligro que cargaba el Granollers, que optó por lanzar balones largos en busca de pisar área. Al final, empate sin goles y nuevo punto para una Pobla que el próximo domingo volverá a jugar en el Municipal, a las 12 horas, contra el Palamós.
‘No faltó presión arriba’
Al final del partido, Martín Posse valoraba el empate sumado en tierras vallesanas y afirmaba que «en la primera parte hemos controlado mejor nosotros. Si bien ellos han tenido una ocasión clara de penalti,  a partir de ahí pasamos a controlar y también tuvimos una ocasión muy clara. En la segunda, hemos salido bien atrás, pero nos faltó decisión en el último pase, un poco más de velocidad y sobre todo más presión arriba».

Tercer empate consecutivo de la Pobla de Mafumet, que este domingo no pudo pasar del 0-0 en su visita al Granollers y continúa anclado en la zona media de la tabla en el arranque de la segunda vuelta. En un duelo marcado por la igualdad, el equipo de Martín Posse bregó a lo grande en defensa para deshacerse de un rival muy correoso, pero pasó muchos apuros para llevar el balón jugado a terreno peligroso y crear ocasiones de gol para deshacer el empate inicial. 

El partido estuvo a punto de torcerse en los primeros compases. Corría el minuto 9 cuando el defensa de Valls Ruxi cometía penalti tras derribar a un atacante vallesano. El delantero Javi Sánchez se encargó de chutar la pena máxima, pero José Perales le adivinó la dirección y logró desviar el cuero a córner para mantener el cerrojo.

A la media hora de juego, de nuevo el Granollers pudo romper la igualada en un centro venenoso que acabó con la pelota paseándose por el área pequeña sin encontrar nadie que rematara o despejara.

Después del susto, y todavía antes del descanso, el filial grana también disfrutó de su mejor ocasión para subir el 0-1. La protagonizó Iván Vidal, que se encontró con un balón dentro del área pequeña, pero se quedó sin ángulo y lo estrelló contra el cuerpo del guardameta local, Víctor Colchero.

En la segunda mitad, los dos equipos siguieron alternándose el dominio del cuero, aunque se agudizaron los problemas para abrir huecos, con un toma y daca que o dio frutos. 

Sendas defensas impidieron que llegaran más ocasiones de marcar, pero en los últimos minutos fue la zaga poblense la que tuvo más trabajo para achicar el peligro que cargaba el Granollers, que optó por lanzar balones largos en busca de pisar área. Al final, empate sin goles y nuevo punto para una Pobla que el próximo domingo volverá a jugar en el Municipal, a las 12 horas, contra el Palamós.

‘Nos faltó presión arriba’

Al final del partido, Martín Posse valoraba el empate sumado en tierras vallesanas y afirmaba que «en la primera parte hemos controlado mejor nosotros. Si bien ellos han tenido una ocasión clara de penalti,  a partir de ahí pasamos a controlar y también tuvimos una ocasión muy clara. En la segunda, hemos salido bien atrás, pero nos faltó decisión en el último pase, un poco más de velocidad y sobre todo más presión arriba».

Temas

  • DEPORTES

Lea También