Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes Fútbol

Reus-Nàstic, un derbi de lo más 'punkarra'

La semana del derbi arranca con Molina, Álex López, Fran y Querol rindiendo homenaje al primer disco de los Ramones

Jaume Aparicio / Marc Libiano

Whatsapp
Reus-Nàstic, un derbi de lo más 'punkarra'

Reus-Nàstic, un derbi de lo más 'punkarra'

Fue el pasado jueves, en pleno centro neurálgico de Reus, cuando los dos clubs olvidaron rencillas y rivalidades extremas para dotar de fair play la previa de un derbi histórico. CF Reus y Nàstic se enfrentarán por primera vez en Segunda División el próximo domingo a la hora del vermú (12.00 horas).

Para la ocasión, el cartel del partidazo precisaba de un adorno especial. Como es habitual esta temporada, todos los pósters que promocionan los días de juego en el Estadi municipal reusense, se ambientan en carátulas de discos históricos. El Reus, arropado en el trabajo de la empresa Ovni y en el talento del fotógrafo Ferran Estivill, eligió la carátula del primer disco de los Ramones para inmortalizar el derbi. Con cuatro protagonistas muy especiales. Dos jugadores de cada bando.

Los cuatro futbolistas elegidos para futbolizar la imagen 'punkarra' del mítico grupo neoyorquino mantienen ragos en común. Han jugado en los dos equipos y sus raíces se encuentran en la provincia. Por un lado, David Querol (Reus) y Fran Carbia (Tarragona) con la rojinegra del Reus. Por otro, Xavi Molina (La Canonja) y Álex López (Calafell) del Nàstic de Tarragona. Curiosamente los dos granas se formaron en el club rojinegro. Mientras, Fran Carbia lo hizo en el Nàstic, club al que perteneció David Querol durante la temporada 2013-14.

Los cuatro elegidos compartieron el rato de rodaje, entre fotos, poses extrañas para ellos y carcajadas. Se convirtieron en extrellas improvisadas del rock-punk de los Ramones, uno de los grupos fetiche del panorama internacional de finales de los 70 y de los años 80. 'Ramones', tal y como se titula ese primer disco, que salió en el año 1976, ha abierto un derbi que se paraliza hoy, con la fiesta de los dos equipos, a nivel puramente deportivo, aunque ya hierve en las dos ciudades.

El buen rollo entre los futbolistas presidió el encuentro que tuvo en un espacio muy 'punk' para una previa siempre mediática. El partido levanta ruido especial porque no se trata de un domingo cualquiera. El primero, con los dos rivales históricos instalados en el fútbol profesional.

Xavi Molina, Álex López, Fran Carbia y David Querol no imaginaban en ese encuentro qué les iba a deparar el fin de semana. Y es que Nàstic y Reus necesitaban solventar deberes ante el Getafe y el Alcorcón. Ganaron los granas y perdieron los rojinegros. La distancia entre los dos conjuntos se ha reducido en siete puntos en las últimas tres jornadas para quedarse en siete puntos (20 el Reus y 13 el Nàstic, colista). El colchón que mantiene el Reus después de su gran arranque de temporada. Tres derrotas consecutivas han modificado la dinámica de los de Natxo González, que ahora conviven con las urgencias de los resultados. Mientras, el Nàstic, que había sufrido lo indecib le en la puesta en escena, ha recuperado crédito con dos éxitos consecutivos. En Miranda de Ebro y el sábado, ante el Getafe, con ese gol decisivo de Juan Muñiz, líder del conjunto tarraconense en las últimas tres fechas.

El fútbol no concede tregua. Es tan cambiante que no da lugar para cualquier atisbo de euforia desmedida. En cuestión de tres semanas, las realidades de Reus y Nàstic han dado un giro inesperado, sobre todo a nivel numérico, aunque existe un tópico quese acerca a la realidad más absoluta. En los derbis da igual el presente. Son batallas tan especiales, en las que se manejan tantos factores, que todo puede ocurrir. De ahí su embrujo y su encanto. El partido centra ya todos los movimientos de las plantillas.

Son días de 'piques' amistosos entre ganxets y pelacanyes. De apuestas arriesgadas y atrevidas que se resolverán el domingo, en un mediodía de emociones fuertes.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También