Más de Deportes

Deportes Primera División

Ricard Sánchez debuta en liga en la derrota del Atlético

El Sant Jaume dels Domenys entró en el minuto 61 en su primer partido 
ante el Levante (0-2). Ya había jugado dos partidos en la Copa del Rey

JUANFRAN MORENO/EFE

Whatsapp
El Levante celebra el gol conseguido ante el Atlético de Madrid de Ricard Sánchez, que debutó ayer en Liga.  FOTO: EFE

El Levante celebra el gol conseguido ante el Atlético de Madrid de Ricard Sánchez, que debutó ayer en Liga. FOTO: EFE

Ricard Sánchez, lateral de Sant Jaume dels Domenys, debutó en Primera División con el Atlético de Madrid en la derrota del conjunto colchonero por 0-1 ante el Levante. El tarraconense ya había tenido minutos en Copa del Rey en dos partidos, siendo autor de un gol ante el Cardassar y expulsado en octavos ante el Cornellà.

Corría el minuto 61 de partido cuando el jugador tarraconense entraba en el terreno de juego en lugar del uruguayo Lucas Torreira. Lo hizo con 0-1 en el marcador y no pudo ayudar a conseguir empatar el partido a un Atlético que ha bajado el nivel en este 2021 y ha visto como su liderato con mano de hierro ya no lo es tanto y Madrid y Barça sueñan con darle caza en las próximas jornadas.

Sánchez pasó por la cantera del Sant Jaume dels Domenys y el Nàstic antes de recalar en el Barça. Tras abandonar la cantera culé en edad juvenil se marchó a la colchonero en la que ya lleva varios años siendo uno de las grandes perlas y el ‘Cholo’ Simeone le tiene muy en sus planes como demostró en la Copa del Rey y ayer en la Liga.

En lo que concierne al partido que disputaron Atlético y Levante, el conjunto granota se adelantó en una de sus primeras ocasiones de la mano de José Luis Morales. No resultó extraño. No porque el Levante hubiera surgido mucho más por el marco de Oblak, sino porque cada vez que lo hacía incidía en la alarma permanente que siente últimamente el Atlético cuando defiende su portería. Son diez goles ya en las últimas siete citas de la Liga. En las 16 anteriores encajó seis. Ni siquiera el doble rebote del gol -en Felipe y Hermoso- lo sirve de excusa al Atlético, que tampoco es lo que fue en ataque.

El Atlético buscó el empate durante la primera mitad y el resto de la segunda aunque tardó en contar con la colaboración de Joao Felix. Al portugués no se le vio, en esa pelea que tiene con la elección correcta muchas veces de la jugada apropiada en el momento exacto, pero también enjaulado en las exigencias tácticas; a Correa menos aún, relegado por momentos a toda la banda derecha, cuando no parece el futbolista más acorde para esa misión.

Hasta que el delantero uruguayo estrelló un lanzamiento de falta en el poste, hasta que entre él, Marcos Llorente y Joao Félix relanzaron el partido y a su equipo para dirigirlo más cerca del gol. Fue entonces cuando el portugués falló lo que no se debe fallar dos veces, aunque una con la atenuante de la parada de Cárdenas, y fue entonces cuando el Levante tuvo más dudas que nunca. Le faltó pegada. Y cayó por 0-2 en el minuto 94, en un lanzamiento lejano de Jorge de Frutos con Jan Oblak en el otro área. La Liga exige más.

Temas

Comentarios

Lea También