Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salva Ferrer, el triunfo del sigilo

El defensa de Martorell fue el segundo futbolista de la Pobla en debutar en liga con el primer equipo del Nàstic tras Roger Figueras

Juanfran Moreno

Whatsapp
Salva Ferrer en un partido de pretemporada frente al Espanyol. Foto: Pere Ferré

Salva Ferrer en un partido de pretemporada frente al Espanyol. Foto: Pere Ferré

Corría el minuto 85 de partido en el partido del pasado domingo frente al Cádiz cuando José Antonio Gordillo no dudó en observar al banquillo e introducir a Salva Ferrer en el terreno de juego. No era un cambio cualquiera, se marchaba del terreno de juego el primer canterano que ha derribado la puerta del primer equipo esta temporada en Liga, Roger Figueras, para dar entrada al segundo futbolista de la Pobla que ha conseguido cumplir el sueño de debutar con el primer equipo, Salva Ferrer.

El futbolista de Martorell entró para cerrar una banda derecha en la que Jairo Izquierdo estaba generando vértigo mediante su velocidad. En todo caso, Ferrer cumplió con el objetivo y mostró su poderío físico y su inteligencia táctica para frenar al extremo cadista.

No se puede decir que el debut del jugador martorellense haya sido inesperado para todo aquel aficionado que haya seguido a la Pobla durante las dos últimas temporadas. Lo cierto es que Salva Ferrer es uno de esos futbolistas que te va ganando partido a partido. Cada choque que pasa, uno observa con más claridad que su influencia en el juego es absoluta.

Un fijo en la Pobla

Lo cierto es que desde que llegó a la Pobla el curso pasado siempre ha sido un fijo para los diferentes técnicos que ha tenido en el filial grana. Rodri, Eduardo Vílchez, Juanma Pavón y Alberto Gallego siempre le han visto como un futbolista indispensable en sus planes. La temporada pasada acumuló en total 28 partidos y este curso ya lleva 8 con el filial grana y el jugado el pasado domingo con el primer equipo frente al Cádiz.

Salva Ferrer se trata de un central con un poderío físico imponente, con una salida de balón muy pulida y sobre todo con una lectura táctica del juego privilegiada. En la Pobla es uno de esos jugadores a los que se les ve con una superioridad firme sobre la categoría.

Además, puede jugar de lateral derecho, posición en la que debutó frente al Cádiz. No es un futbolista extremadamente rápido, pero su capacidad técnica y su lectura de juego le permiten ser sólido también en esa posición. De hecho, esta temporada consiguió un tanto descomunal frente a la Gramanet actuando de carrilero.

En su corta carrera futbolística Salva Ferrer ya ha defendido varias zamarras. Entre ellas, la del Jabac, la del RCD Espanyol, la de la Damm y la del CF Martorell, con el que llegó a jugar en el primer equipo, aunque a la Pobla llegó procedente de la Damm.

El primer paso ya lo ha dado y hay argumentos futbolísticos que respaldan de manera firme que no será su último partido con la camiseta del Nàstic. Salva Ferrer presenta talento, trabajo y madurez. El conjunto grana tiene un central con un futuro sin techo.

Temas

Comentarios

Lea También