Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Se trata de un trofeo especial para ella

Sandra Rovira, abonada a ganar la Copa Catalunya

La jugadora ulldeconense, componente de l’Associació Esportiva Penya Esplugues, ha ganado recientemente esta competición por cuarta vez

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen la jugadora de Ulldecona Sandra Rovira. Foto: Èric Oliva

En la imagen la jugadora de Ulldecona Sandra Rovira. Foto: Èric Oliva

Sandra Rovira (Ulldecona, 29 años) (ala-cierre), jugadora de l’Associació Esportiva Penya Esplugues que milita en la Primera División Nacional de Fútbol Sala, ha ganado recientemente la Copa Catalunya con su equipo (la cuarta de su palmarés). La ulldeconense y sus compañeras se llevaron la victoria en esta competición tras superar en la final al CFS Palau por 2-0, lo que les permitió levantar este título por segundo año consecutivo. Ella misma explica que «desde los primeros minutos fue el CFS Palau quien sorprendió imponiendo su juego, pero poco después nos asentamos, comenzamos a crear más ocasiones de gol, y tuvimos la oportunidad de marcharnos al descanso con ventaja». 

Abrieron el marcador
Pero el marcador no se movió hasta el minuto 1 de la segunda parte, cuando Laura Oliva transformó una falta directa en la frontal del área: «eso obligó a nuestro rival a arriesgar más en su fase ofensiva y lograron crear algunas ocasiones claras de gol para empatar el encuentro, pero nos mantuvimos firmes con una sólida defensa». La sentencia del 2 a 0 llegó en los últimos compases del partido con un penalti claro que transformó Roig.  

El Penya Esplugues es el único equipo catalán en la máxima categoría del fútbol sala estatal, por lo que sumar la segunda Copa Catalunya de forma consecutiva era uno de los objetivos de la temporada: «para el club conseguir este título era muy importante ya que significa seguir siendo un año más el principal referente del fútbol sala femenino catalán». Además, la del Montsià comenta que «a nivel personal significa sumar mi cuarta Copa Catalunya, cosa que me permite ampliar mi palmarés. Para mí siempre ha sido una competición especial, ya que es el día de la fiesta del fútbol sala catalán y el hecho de estar en ella y además tener el lujo de levantar el título me enorgullece y me llena de satisfacción». Sandra afirma que «la clave del éxito es el trabajo en grupo, la humildad y la constancia».

La ebrense ya había alzado este título el año pasado con su actual equipo, y con anterioridad con el FS Gironella (años 2012 y 2013). Tras esta alegría, la Associació Esportiva Penya Esplugues, que el año pasado en la liga logró el reto de la permanencia, afrontará una campaña más en Primera División: «con el objetivo principal de mantener la categoría. Esto no quiere decir que la ambición del club no sea mayor, puesto que la filosofía sigue siendo la de trabajar semana a semana para competir en cada partido y ante todos los rivales de la liga, y sumar así muchos puntos que nos puedan acercar al sueño de la Copa de España». 

El bloque de jugadoras es prácticamente el mismo del año pasado sumando las nuevas incorporaciones que han hecho que el grupo dé un paso adelante. A nivel individual, Sandra, que tiene contrato hasta junio de 2018, explica que «me considero una más dentro de un gran bloque. Estoy  dispuesta a aportar mi profesionalidad por y para el beneficio del equipo. También hay que decir que soy una de las veteranas,  por lo que mi experiencia es un grado para contribuir a los éxitos del equipo, que espero que sean muchos».

Al frente del alevín
Además de jugar con el primer equipo de l’Associació Esportiva Penya Esplugues, esta campaña, la de Ulldecona seguirá al frente del conjunto alevín del club: «el año pasado hubo una muy buena conexión tanto con los chavales como con los padres, los cuales pidieron mi continuidad. Hemos llegado a un acuerdo para seguir juntos. Por contra, esta temporada las coordinaciones de los equipos escolares y femeninos no voy a llevarlas, ya que ahora, por otras exigencias profesionales, no me es posible hacerlo». 

Cabe recordar que Sandra compagina la práctica del fútbol sala con el trabajo en el ámbito de la educación, ejerciendo de profesora de Educación Física en una escuela pública de Barcelona: «sólo la pasión por este deporte me permite seguir con las ilusiones intactas y convertirlo así en mi estilo de vida». También le queda tiempo para su otra pasión: la familia. 

Temas

  • fútbol sala

Comentarios

Lea También