Más de Deportes

Deportes Nàstic

Toni Seligrat: "No me han ofrecido la renovación"

Segunda B. El entrenador del Nàstic está concentrado en acabar el trabajo con el logro del ascenso a Segunda División

Jaume Aparicio

Whatsapp
Toni Seligrat, entrenador del Nàstic, después del entrenamiento matutino.  FOTO: Fabián Acidres

Toni Seligrat, entrenador del Nàstic, después del entrenamiento matutino. FOTO: Fabián Acidres

Toni Seligrat (Torrent, 52 años) no ha engañado a nadie. Llegó para liderar un proyecto estable que firmara como mínimo la Segunda B Pro. Lo ha conseguido y de manera brillante, siendo el mejor en uno de los subgrupos más complicados de toda la categoría. El máximo goleador y el menos goleado, con solo una derrota en toda la temporada como local. Pero han bastado tres partidos con malos resultados, que no de juego, para que las dudas y críticas sobre su figura salgan de la cueva. Mantiene la calma y se concentra en su trabajo, porque delante tiene el objetivo de ascender a Segunda.

Ante el Ibiza llegó el primer partido perdido como local de la temporada. ¿Ha sido el más inmerecido?

Seguro porque no habíamos perdido nunca porque no lo habíamos merecido. Siempre puedes perder en casa, pero cuando analizas el partido la derrota tiene todavía menos explicación racional. Lo que es seguro es que ha llegado en el momento menos oportuno.

En el campo dio la sensación de que el equipo fue mejor que el Ibiza.

Y después de analizar el vídeo te das cuenta que hicimos más de lo que nos pareció en directo y ellos hicieron aún menos de lo que daba la sensación tras acabar el partido. El Ibiza llegó seis veces a nuestra área con dos remates, el resto fueron centros que acabaron en las manos de Suárez. Nosotros llegamos treinta veces. Es verdad que el fútbol es hacer el gol, pero no fue por falta de merecimiento nuestro. El rival supo hacerlo bien sin balón y fueron efectivos. Eso también es sinónimo de ser gran equipo.

No es la primera vez que se habla de esa falta de gol.

Es el mal endémico de la categoría: los máximos goleadores hacen pocos goles, la mayoría de partidos acaban en empate y no se hace más de un gol por encuentro. Es la tónica de la categoría. Nos guste o no.

¿Está preocupado por la mala racha (2 derrotas y 2 empates en los últimos 4 partidos)?

Preocupado no estoy porque veo al equipo cómo trabaja cada día y cómo compite los partidos. Lo estaría si viera que el equipo no trabaja, no está al nivel de los rivales o tenemos muchas bajas. La racha de resultados tiene difícil explicación. La parte buena es que solo hay que revertir el resultado y que estamos a tiempo.

Sé que no le gusta hablar de finales, pero los tres próximos partidos son decisivos.

Sabemos que ante el Villarreal B no es una final porque quedan dos partidos y no sabes qué pasará. Pero sí que realmente no podemos fallar más en el resultado. ¿Y cómo se puede hacer? Siendo más eficaces en las dos áreas. Dejar la portería a cero. Entre Ibiza, Alcoyano y Villarreal B nos han hecho cinco disparos entre los tres palos y nos han marcado cuatro goles. Hay que cerrarlo ya. Si hace falta que no vaya ninguna entre los tres palos. Ofensivamente igual. Cada partido tenemos dos o tres disparos a portería, pues hay que hacer como los rivales, marcar en la primera que tengamos. Ese es el camino. No hay otro.

¿Hacen cálculos sobre lo qué habría que hacer para meterse en play-off?

Ganar en Villarreal. Para qué vamos a pensar en Alcoyano o Ibiza si no ganamos al Villarreal B. Es tirar el tiempo y los esfuerzos mentales. Ganar sí o sí. Que lo haces bien y lo mereces bien. Que haces poco como Ibiza y ganas, pues también bien.

El Nàstic se clasificó para la Primera RFEF de manera brillante en la primera fase. Ahora, cuando llega una mala dinámica de resultado aparecen las críticas, ¿se está siendo injusto con usted?

Cuando los resultados no van bien, como sé de qué va el tema, me aíslo de todo el entorno. Soy anti redes sociales. Porque cualquiera, sin ser profesional, puede emitir una opinión destructiva sobre otra persona y cargarse su vida y su trabajo. Aunque la sociedad actual se basa en eso. Pero es que cuando pierdo tampoco me fijo en la prensa. Los que conocen el Nàstic dicen que esto pasa habitualmente. Cuando las cosas van bien las críticas son porque no se juega bien. Si se sube y se pierde es porque no se ha firmado bien y el entrenador que valía ya no sirve. Esto que pasa en todos lados, aquí todavía más. Pues imagínate cuando las cosas no van bien. Siempre falta la peseta para el duro.

De los cuatro fichajes de invierno solo Suárez es titular. El resto (Guillem Jaime, Lupu y Feras) son prácticamente inéditos.

Todos se consulta y se ficha en base a las posibilidades del club. Lo que se firmó, y creo que se hizo, fue para equilibrar la plantilla. En la única posición que se fue un jugador importante y veterano fue en la portería y se firmó otro. Se trajo un lateral como recambio para una posición en la que tienes dos jugadores tan fiables (Carlos y Joan Oriol) que hace difícil que entre otro futbolista a no ser que haya lesiones o alguien tenga un bajo rendimiento, que no ha sido el caso. Lupu es un sub-23 con proyección. No vino porque necesitábamos un ‘9’ o porque era el mejor de Segunda B. No, porque no teníamos dinero para eso. Y Feras lleva un año entrenando con nosotros. Un jugador Sub-23 de Arabia Saudí que se le ha hecho ficha.

El club ha anunciado varias renovaciones de jugadores. ¿Ha hablado con usted de renovación?

No. A día de hoy no. Si subimos a Segunda tengo un año más de contrato. Para la ‘Pro’, que es lo que están renovando a los futbolistas, conmigo no han hablado.

¿No le resulta extraño?

A buen entendedor, pocas palabras bastan. El entrenador, si no estás en una etapa formativa, depende únicamente de resultados. De nada más. Entiendo que hay clubes que lo hacen más y otros menos, pero todos lo hacen. Es posible que estén esperando a ver el resultado final para hacerlo o no. Es una pregunta que no tengo que responder yo.

Siendo resultadista y con los resultados en la mano, su temporada es buena.

Tal cual. Pero no me sorprende, porque sé dónde estoy. Lo he dicho antes, este club incluso yendo las cosas bien, hay críticas y dudas. Es algo que debería hacer recapacitar a todo el mundo. Hay muchos clubes así, en que la gente nunca está contenta con lo que hay. Si las cosas van bien porque no juegan bien, si van mal porque van mal, si firman delanteros porque no son buenos. Hay que saber dónde estás y quién eres. Yo lo sé. Y estoy muy orgulloso de la temporada de mi equipo.

Normalmente hemos sido iguales o mejores al rival. Mi concepto del bien o del mal lo hago comparándolo con el rival. Si soy mejor que él, he estado bien. La temporada del Nàstic es extraordinaria. Ya no te digo si la comparas con la anterior o la anterior. Como no empieces a disfrutar cuando las cosas van bien y siempre sufres o criticas, al final se transmite y ya vemos como están otros clubes históricos.

¿Puede llegar tarde esa oferta?

La experiencia es un grado. Tengo más de 50 años y muchas temporadas en Segunda B. Sé de qué va esto. Ni me sorprende, ni me molesta, ni me confunde. Yo sigo centrado en mi trabajo. En hacerlo bien, muy bien, y subir a Segunda. Pero yo no quiero estar en un sitio donde no me quieren. Es igual el club.

Quiero estar en el mejor equipo posible y que quieran que sea su entrenador. Si hay dudas, aunque tenga contrato, hay que deshacerlo. En estas categorías no se entrena para ser millonario. Llevo un año y medio, ¿el trabajo gusta y quieren que siga? Sigo. ¿No me quieren? Pues no continuamos, tenga o no contrato.

Temas

Comentarios

Lea También