Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Un Nàstic divertido e intenso

Jugadores abiertos, presión alta e intensa y verticalidad. El equipo de Carreras empieza a dejar ver cómo jugará esta temporada

Jaume Aparicio

Whatsapp
El técnico grana da instrucciones a sus jugadores en el partido ante el FC Barcelona.

El técnico grana da instrucciones a sus jugadores en el partido ante el FC Barcelona.

El Nàstic de Lluís Carreras tiene buena pinta. Los dos partidos  que los seguidores tarraconenses han podido ver en directo en el Nou Estadi han dejado excelentes sensaciones. No solo por el resultado ante dos equipos de primer nivel, Villarreal (2-0) y FC Barcelona (1-1),  sino por el buen juego desplegado por el equipo que ha entretenido y mucho al No Estadi.


Aún es pronto para hacerse ilusiones. Solo es la pretemporada pero por lo visto hasta ahora el conjunto de Lluis Carreras tiene buena pinta.

El técnico de Sant Pol ha dejado ver los primeros esbozos del equipo que quiere y cómo deben jugar sus hombres. El Nàstic de este curso quiere el balón y tratarlo de manera vertical. Además de ser veloces en el golpe.

El planteamiento de partida es un 1-4-3-3. Un disposición ofensiva que se adapta a las característica de los futbolistas que la llevan a cabo. 

Destaca la amplitud de campo que se asegura pegando a sus dos extremos a la línea de cal. Ante el Barça, Omar Perdomo y Juan Delgado permanecían bien abiertos cada uno en su banda para ensanchar el terreno de juego y, por ende, a la defensa rival. 

Con ese movimiento obtiene dos réditos bien claros. Primero, abrir espacios entre la zaga rival. Unos huecos que Tejera y Maikel Mesa han demostrado saber aprovechar al máximo. Los dos centrocampistas ha hecho mano de su talento para asociarse deliciosamente y construir pasillos entre líneas que les lleven, a uno u otro, hasta el área.

Arriba la política de fichajes del Nàstic ha tenido un denominador común: velocidad. Se ha buscado jugadores jóvenes, con calidad y rápidos como Omar Perdomo, Álvaro Bustos y Tete Morente. La salida veloz al contragolpe será uno de los recursos que el Nàstic tendrá a mano
.
Además, el equipo también aprovechará sus extremos para sacudir al rival con cambios de juego que generen incomodidad entre las filas rivales.

En defensa, Lluís Carreras apuesta, a priori, por dos líneas de cuatro y dos hombres presionando la salida del balón contrario. Ante el Barça fueron Barreiro y Tejera, al que se le vio cómodo apretando en la primera línea. Combina con su intensidad.

El equipo permanece bien colocado defensivamente, lo que permite elaborar una red complicada de superar. Los jugadores están muy juntos. No conceden espacios y jugadores como Maikel Mesa, con esa lucidez a la hora de intuir las trayectorias del pase, pueden recuperar infinidad de balones.


Tres defensas
Carreras también ha aprovechado la tranquilidad de la Garrotxa y de La Selva, donde han llevado a cabo los distintos ‘stage’, para trabajar otras tácticas que resuelvan situaciones reales de competición. 

El viernes, sin ir más lejos, tiró de defensa de tres centrales para darle mayor consistencia al equipo, en vistas de un aumento de la presión azulgrana a la portería de Dimitrievski.

En Olot, por razones obligadas, también probó el sistema de tres centrales. En esa ocasión, con una versión más ofensiva, puesto que los dos laterales tenían más libertad para profundizar por las banda. 
Poco a poco se irán dejando ver más detalles de la firma Carreras. El equipo evolucionará e irá adaptándose a la competición y a las circunstancias.

Además, al final, en el campo los jugadores deciden, y en eso dependerá también del devenir del Nàstic esta temporada.

Temas

Comentarios

Lea También