Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Riudoms imparable

El conjunto del Baix Camp ha conseguido el ascenso a Preferente en una temporada brillante que culminaron ante el Levante Las Planas B (6-1)

Juanfran Moreno

Whatsapp
Las jugadoras del Riudoms y el cuerpo técnico celebrando el ascenso en el vestuario.  FOTO: cedida

Las jugadoras del Riudoms y el cuerpo técnico celebrando el ascenso en el vestuario. FOTO: cedida

Riudoms puede presumir con orgullo de tener un equipo que no rebla y que se ha convertido en una referencia para toda la provincia. Se trata del primer equipo de fútbol femenino que hace dos semanas consiguió el ascenso a Preferente, similar a la Segunda División B, siendo el mejor equipo situado de toda Tarragona. La temporada que viene militará en la tercera máxima categoría nacional y lo hará desde la ambición y la humildad, los dos valores que mejor le representan. 

Nadie puede decir que el conjunto del Baix Camp no haya buscado decididamente este hito. Han sido dos años seguidos quedándose a las puertas. Hace dos temporadas finalizaron segundas y la pasada campaña no subieron por un cruel gol average que les condenó. Dos golpes morales tan contundentes que podrían haber provocado el desfallecimiento del proyecto. Pero no fue así.

Esta temporada el objetivo era conseguir ascender de una vez por todas. El pasado reciente les respaldaba, pero tampoco les aseguraba nada. Raúl Lucha, técnico del Riudoms, quiso enfocar la temporada desde un punto de vista cauto aunque no conformista. «Este año queríamos ir semana a semana, partido a partido, porque solo así te asegurabas el poder llegar al final con opciones reales de conseguirlo», asegura el entrenador del conjunto del Baix Camp. 

Lucha ha sido uno de los grandes artífices de este proyecto. Llegó hace tres temporadas junto a su hermano José Lucha y Joan Montia. Desde un primer momento colocaron las bases que asentaron al Riudoms en un contexto victorioso y soñador. «Los tres entramos para coordinar el club y cada uno escogió un equipo al que entrenar. Yo me decanté por el femenino», asegura uno de los responsables del éxito. 

Esta temporada el proyecto ha llegado a su clímax. Los números reflejan una superioridad tremenda respecto al resto de rivales. 77 puntos sobre 84 puntos conseguidos, 141 goles a favor y solo 25 goles en contra. Cifras mareantes que pueden generar una impresión errónea sobre el transcurrir de la temporada. «Si miras las clasificación, puedes pensar que ha sido fácil, porque solo hemos perdido un partido, pero para poder lograr esta cantidad de puntos se lo han tenido que trabajar mucho», recalca el entrenador.

La unidad del vestuario, clave

Los registros del equipo son un claro reflejo de que la calidad individual y colectiva de la plantilla es indiscutible. Pero más allá del talento deportivo hay otro componente que lo ha convertido en un vestuario referencia. «Nosotros creemos que la base del éxito pasa por un buen grupo, lo típico que se dice, ser una familia. Nosotros hemos buscado sobre todo tener jugadores que lo primero sean buenas personas, que no te busquen problemas, y además si son buenas jugadoras mucho mejor. Si tenemos que escoger entre una buena persona y una muy buena persona nos decantamos por lo segundo», afirma Lucha. Laura Mas, la capitan del equipo, también comparte esta idea. «Hace ya tres años que la base es la misma y siempre hemos tenido muy bien ambiente», afirma la jugadora. 

La temporada que viene ya se acerca y el Riudoms no quiere vender altos vuelos, pero tampoco desea tener un discurso excesivamente modesto. El espíritu competitivo del equipo le invita a no ponerle límites. «Sabemos que será muy duro que la categoría te exige mucho más rendimiento y dedicación pero como tenemos un nivel bastante alto queremos poder luchar por estar arriba, aunque lo prioritario es la permanencia», asegura Mas. Algo en lo que su entrenador coincide y añade: «Queremos mantener el bloque más cinco o seis incorporaciones de un mejor nivel para que nos den ese salto de calidad», concluye el primer entrenador del Riudoms.

Temas

Comentarios

Lea También