Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Fútbol

Un nuevo equipo para una nueva competición

El Nàstic de Enrique Martín convierte el tramo final de diez partidos en "una temporada" en la que el Nàstic tiene que quedar campeón

Jaume Aparicio

Whatsapp
Enrique Martín durante un partido de esta temporada. Foto: Cedida

Enrique Martín durante un partido de esta temporada. Foto: Cedida

A Enrique Martín le encantan los juegos de palabras. No lo escondo. Todo lo contrario. Admite que disfruta con esos mensajes optimistas que suele mandar para incitar a sus jugadores y, de rebote, a la afición. En los meses que lleva en Tarragona ha ‘escrito’ un libro, ha hecho un ‘casting’ y ha preparado una ‘ensalada’. Su última creación es la «nueva temporada de diez partidos». 

Aunque esta no es cosecha propia. Muchos otros técnicos han convertido los finales de temporada en mini-campeonatos. El propósito no es otro que el de manipular la «disposición mental del futbolista», como admitía este jueves el entrenador del Nàstic. Tratar de que el jugador aparque la mala dinámica, olvide los malos momentos, los deje atrás y enfoque el futuro con optimismo. El mismo que intenta mantener Enrique Martín para rechazar los «flashes que vienen del exterior, porque no pensamos en bajar».

Para el entrenador navarro el partido que se jugará el sábado a las 18.00 horas en Almería es la segunda jornada de la temporada de diez, que comenzó con victoria ante el Numancia, y en la que el Gimnàstic debe «quedar campeón». Es decir, ganar «prácticamente todos los partidos». 
«El equipo que ganó la pasada jornada nada tiene que ver con el que perdió en Zaragoza.

Es completamente nuevo», insistía Enrique Martín para dibujar ese escenario de inicio de competición que ha tratado de inculcar esta semana, primero a sus jugadores y después al entorno.

El Almería transita por terreno de nadie. A 8 puntos de la promoción de ascenso y a 13 del descenso apunta a un final de curso cómodo. El técnico del Nàstic no se fía. «No espero un rival relajado, sino que saldrá intenso como ha hecho toda la liga. Será un partido incómodo que habrá que pelear mucho». 

Respecto a la enfermería, el míster grana espera poder contar con alguno de los tocados: Fali, Viti y Luis Suárez. Los dos primeros entrenaron a parte, mientras que el delantero colombiano, a pesar del corte en la pierna que se produjo el jueves, participó de la sesión con total normalidad. 

Enrique Martín tampoco se mostró preocupado. «Si no está Luis entrará otro. Lo importante es que todos los jugadores estén bien porque este final de temporada será muy exigente y tendremos que tirar de todos los futbolistas y deben sentirse importantes».

Temas

Comentarios

Lea También