Deportes Historias tras el balón

Un sueño muy vivo

El CD Hospitalet de l’Infant tiene el objetivo de ascender a Segunda 
Catalana y todavía puede lograrlo en este tramo final de campaña

GERARD VIRGILI

Whatsapp
Foto del equipo del CD Hospitalet de l’Infant. FOTO: CEDIDA

Foto del equipo del CD Hospitalet de l’Infant. FOTO: CEDIDA

La temporada pasada, aunque terminó con la llegada de la pandemia a mediados de marzo, dejó ver a un CD Hospitalet de l’Infant que mantuvo un altísimo rendimiento durante toda la competición. Aunque arrancara de forma irregular y registrara tres derrotas en el tramo inicial de campaña, acabaría colocándose en la cuarta posición después de firmar once partidos sin perder. Este año, el combinado de Tercera Catalana se enfrentaba al reto de buscar el ascenso de categoría a Segunda. Y, de momento, sigue abierta la lucha para conseguirlo.

El CD Hospitalet de l’Infant comenzó la campaña, antes de que llegara el parón, con una victoria luchada que daba buenas sensaciones al equipo: siete goles a favor eran la carta de presentación de un combinado que, como otros tantos, abandonó los entrenamientos cuando el fútbol territorial quedó congelado en octubre de 2020: «A partir de que se detuviera la competición, dejamos de entrenar», explica Cecilio Evangelista, vicepresidente de la entidad rojiblanca. «Fueron pasando los meses y, cuando parecía que la competición podía volver, reanudamos los entrenos para que los jugadores recuperaran un poco la forma física antes de volver a los partidos».

La vuelta al césped después del parón, a finales de marzo, ha cumplido con el juego que había prometido su inicio de temporada: el conjunto del Hospitalet no ha hecho más que cosechar buenos resultados y algunas goleadas que dejan clara la capacidad ofensiva de esta plantilla con ganas de buscar el ascenso. De momento, se encuentran en la tercera posición de la clasificación a solamente dos puntos del actual líder. El vicepresidente del club, que valora positivamente el rendimiento que se está consiguiendo este año, cuenta que se trata de una temporada atípica en la que hay que dar el máximo nivel si se quiere lograr el objetivo marcado: «Este año está siendo muy exigente. Hay cuatro equipos que estamos luchando por subir y que estamos ofreciendo un muy buen nivel. El Vila-seca, el Mas Pellicer y el Salou también están luchando arriba y no se puede pinchar, porque no hay segunda vuelta y este año solamente asciende uno, por lo que un empate para nosotros también es un pinchazo».

De momento, la pugna sigue abierta y los equipos de la parte alta están ofreciendo un rendimiento envidiable. Será el tramo final de la competición, como explica Cecilio, el que acabe marcando la diferencia: «Está siendo una pelea bastante dura, y ahora mismo dependemos del Vila-seca y del Salou, que todavía tienen que enfrentarse. La semana que viene, además, tenemos un encuentro muy importante frente al Salou, y tenemos que darlo todo».

La efectividad del CD Hospitalet de l’Infant, que ya estaba registrando números muy esperanzadores, se ha visto potenciada recientemente por una incorporación que ha marcado un antes y un después en el juego del equipo: «Hace tres jornadas que hemos podido incorporar a la plantilla a Iñaki Moreno, que ha estado residiendo en Estados Unidos y que hace nada que le hemos hecho ficha», cuenta el vicepresidente. «Con él hemos ganado una capacidad ofensiva enorme. Jugó quince minutos en uno de los últimos tres partidos y el encuentro completo en los otros dos, y ya ha marcado cinco goles».

Aunque se haya visto severamente afectado por las lesiones y cuente ahora con tres titulares lesionados, esta nueva incorporación a sus filas y la motivación de la plantilla por estar arriba mantienen al CD Hospitalet de l’Infant más vivo que nunca en la lucha por un puesto en Segunda Catalana. A falta de cinco jornadas por cerrar la temporada y con todo por decidir, el ascenso de categoría todavía puede lucir una equipación rojiblanca.

Temas

Comentarios

Lea También