Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una Pobla repleta de bajas logra sacar un gran punto en Castelldefels

El filial grana fue superior durante todo el partido y solo le faltó hincar el colmillo

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Bernat Guiu lleva varias semanas consecutivas entrando en el once titular de Albert Company. FOTO: ALBA MARINÉ

Bernat Guiu lleva varias semanas consecutivas entrando en el once titular de Albert Company. FOTO: ALBA MARINÉ

Se puede considerar un puntazo lo que consiguió ayer la Pobla en su visita al Castelldefels. El filial grana empató a cero en un duelo en el que el contexto que le rodeaba no era para nada favorable. El conjunto dirigido por Albert Company tuvo que comparecer con hasta cinco bajas fundamentales en los planes del técnicol vallense. Sergi Cardona fue baja por sanción y Arnau Riera, Pol Domingo, Óscar Sanz y Sergio Montero estuvieron con el primer equipo en Andorra.

A pesar de las bajas, la Pobla fue un equipo que actuó con personalidad, fe en una idea y convencimiento de que no hay jugadores imprescindibles. Solo faltó colmillo. El filial grana fue un equipo que dominó el encuentro mediante la asociación y la verticalidad en los metros finmales. Especialmente activo estuvo Bernat Guiu, sobre todo en la primera mitad, en la que generó estragos en la defensa contraria con sus constantes conducciones a partir del costado izquierdo.

En la segunda mitad, el protagonismo en fase ofensiva fue para Sergio Caballero. El lateral diestro multiplicó su presencia en los metros finales. Repartió varios pases de mucho peligro en las profundidades del área. Sin embargo, ayer a la Pobla le faltó maldad en el área. Generó en cantidad, pero no culminó. Una gran actuación coral no tuvo todo el premio que merecía, pero en el fútbol mandan los goles y ahí los poblenses no firmaron el excelente.

Un larguero para los locales

El Castelldefels, por su parte, sufrió un partido muy incómodo. No tuvo la pelota y solo pudo amenazar mediante las transiciones y el balón parado. A pesar de ello, la ocasión más clara del partido fue para los locales en un córner que finalizó con un cabezazo que se estrelló en la portería de la Pobla.

Hubo polémica arbitral en el partido. Fue en la agonía. La Pobla reclamó con fuerza un posible penalti por mano de un defensa del Castelldefels, pero que el colegiado no señaló. Allí murió un encuentro en el que el filial grana mereció más.

En todo caso, la dinámica de los de Albert Company se confirma como ascendente. Ya son tres jornadas sin perder (dos victorias y un empate) y la sensación de que el equipo ha recuperado ese flow en el juego que le llevó a comandar el grupo V durante los primeros meses de competición con mano firme.

La próxima semana, el filial grana descansará y sumará los tres puntos de forma automática, ya que le tocaría jugar con el CF Reus B, conjunto expulsado de la competición en el comienzo de la temporada. La Pobla de Mafumet se colocará con 40 puntos.

Temas

Comentarios

Lea También