Más de Deportes

Una maldición de once años

El Nàstic no gana en la primera jornada desde la 2009/10 que venció al Murcia

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Imagen del tanto de Roberto que le dio la victoria al Nàstic frente al Murcia en el 2009. FOTO: LA VERDAD

Imagen del tanto de Roberto que le dio la victoria al Nàstic frente al Murcia en el 2009. FOTO: LA VERDAD

Hay una historia que desgraciadamente se repite en el Nàstic durante la última década. La primera jornada de campeonato se ha convertido en un martirio para los tarraconenses que siempre ven como las ilusiones generadas en la pretemporada se esfuman tras el pitido final del primer choque oficial de la temporada. Es una especie de maldición a la que los granas no consiguen poner fin. Da igual el rival, el escenario o la categoría, el Nàstic suma ya once temporadas consecutivas sin conocer la victoria en la primera jornada. Once años sin sonreír tras el debut oficial.

La última victoria de los granas en la primera jornada de campeonato llegó en la temporada 2009-2010 frente al Murcia. Ya han pasado muchos años de aquel 30 de agosto de 2009 en el que los tarraconenses derrotaron a los murcianos gracias a un solitario gol de Roberto en el minuto 55. Aquella fue una temporada con un buen inicio, pero con un final agónico. El Nàstic comenzó la temporada con César Ferrando, pero la terminó con un Luis César que salvó a los granas del descenso a la Segunda B por solo un punto.

La maldición comenzaría en la siguiente temporada, la 2010-2011. El Nàstic cayó en su visita a Las Palmas en Segunda División por 3-2 inaugurando una tendencia negativa que en aquel momento no era consciente que se iba a alargar tanto. En la 2011-2012, el conjunto grana perdió la categoría y comenzó el curso cayendo por 0-3 frente al Valladolid.

Ya en Segunda B, las siguientes tres temporadas en una categoría menor tampoco ayudaron al equipo grana a romper la mala racha inaugural. En la 2012-2013 se empató (1-1) ante el Valencia Mestalla, mientras que en la 2013-2014 se cayó ante el Lleida (1-2) y en la 2014-2015 se hizo lo propio ante el Sant Andreu (0-1).

Ya en su regreso con Vicente Moreno en el banquillo a Segunda División, los tarraconenses tampoco pudieron conseguir un triunfo en sus dos estrenos en la primera jornada y en el Nou Estadi. Dos empates rascaron con Vicente Moreno. En la 2015-2016 empataron contra el Albacete (2-2), mientras que en la 2016-2017 calcaron el resultado (2-2) frente al Lugo.

Ya sin Vicente Moreno en el banquillo en la jornada inaugural, el Nàstic siguió negado en el envite inicial. En la 2017-2018 se perdió frente al Almería por la mínima (1-0) en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, mientras que en la 2018-2019 se empató frente al Tenerife en el Nou Estadi (1-1) en un encuentro en el que los de José Antonio Gordillo merecieron más. Se puede decir con firmeza que es la vez que se ha estado más cerca de ganar en el primer partido oficial de la temporada en los últimos cursos.

El Nàstic en las dos últimas temporadas ha vuelto a vivir la amargura del fútbol de barro desde el primer momento. En la 2019-2020, los granas estrenaban un ambicioso proyecto tras su descenso con Xavi Bartolo a los mandos de una plantilla llamada a devolver al conjunto grana al fútbol profesional. Lo que apuntaba a ser una bonita historia terminó siendo una pesadilla que ya comenzó en la primera jornada. Los tarraconenses cayeron ante su archienemigo, el Llagostera, por 1-3 en un partido en el que se adelantaron con gol de Javier Bonilla de penalti, pero que los gerundenses remontaron.

El año pasado, ya con Toni Seligrat en el banquillo, la temporada del equipo fue buena y apenas se perdió, pero la maldición no se pudo romper y los granas cedieron en el primer choque liguero en su visita al Johan Cruyff (1-0). Se pudo empatar al final después de que no se señalase un claro penalti sobre el ya exgrana Gerard Oliva.

Once temporadas son muchas y el Nàstic de Raül Agné quiere poner fin a esta maldición. Ya basta. La pretemporada que ha completado permite soñar con que este año sí que se va a finiquitar una cuenta pendiente que ya lleva demasiado tiempo vigente. Es hora de cerrar la herida.

Temas

Comentarios

Lea También