Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vuelven tras un año de evolución

Jordi Oribe y Adrià Arjona, cedidos por el CF Reus a Vilafranca y Sant Andreu, regresan al club rojinegro para mostrar su desarrollo 
Whatsapp
A la izquierda, Jordi Oribe con el Vilafranca, y a la derecha, Adrià Arjona con el Sant Andreu. Fotos: Lluís Milián/Sant Andreu

A la izquierda, Jordi Oribe con el Vilafranca, y a la derecha, Adrià Arjona con el Sant Andreu. Fotos: Lluís Milián/Sant Andreu

Finalizada la temporada los jugadores cedidos vuelven a su club de origen. En este capítulo, el CF Reus recupera a Jordi Oribe y Adrià Arjona que esta temporada han estado prestados en las filas del Vilafranca y Sant Andreu respectivamente.  

Tras un año lejos del Baix Camp, vuelven tras una evolución que podría convencer al nuevo entrenador rojinegro, López Garai, para apostar por ellos de cara al próximo curso en Segunda División. El verano pasado, ambos ya realizaron la pretemporada con el primer equipo y disputaron minutos en los partidos preparatorios. Aunque con el ascenso reciente del Reus B-Cambrils a Tercera también podrían seguir en la misma categoría que hasta ahora sin tener que salir del club. 

Jordi Oribe ha vivido un buen año en el Vilafranca. El conjunto dirigido por el tarraconense Iván Moreno cerró la temporada en cuarta posición. Los del Alt Penedès no pudieron pasar de la primera ronda del play off de ascenso a Segunda B por un gol mal anulado al Vilafranca en el último minuto de la eliminatoria. El 2-2 clasificó al Unión Adarve.  

Ambos han anotado seis tantos en sus equipos y han ocupado posiciones de la parte alta

A nivel personal, Jordi Oribe ha disputado 30 encuentros esta temporada, 17 de ellos como titular.  El mediapunta anotado un total de 6 goles, en su segundo año en Tercera tras la experiencia de la temporada anterior con el Morell, que descendió a Primera Catalana. Buenas cifras que le han permitido foguearse más como futbolista.

El otro caso es el de Adrià Arjona. El mediapunta de Vila-seca ha jugado en el Sant Andreu, donde se ha ganado la confianza de Mikel Azparren. En total ha disputado 37 encuentros de liga en Tercera División, 34 de ellos desde el inicio y ha anotado 6 goles y dado 7 asistencias. 
Pese a los buenos números personales, el Sant Andreu se ha quedado cerca de clasificarse para el play off de ascenso, al finalizar la temporada en la quinta posición. 

Tras su cesión, Arjona hacía una valoración «muy buena de la temporada, después de jugarlo casi todo y contar con la confianza del míster. Ha sido un año de ‘9’, no de ‘10’ porque no hemos hecho el play off». El vilasecano, formado en las categorías inferiores del Barça, también estuvo el año pasado en el Morell, donde vivió una experiencia completamente opuesta a la de esta temporada.

El verano pasado ya realizaron la pretemporada con el primer equipo y jugaron partidos preparatorios

Arjona ha declarado recientemente que «me queda un año de contrato con el Reus y me gustaría seguir. Me siento capacitado para jugar en el primer equipo, pero soy consciente del gran nivel que hay y que será muy complicado».  

Después de este año en Tercera, ambos vuelven al CF Reus a la espera que se les abran las puertas de su debut en el fútbol profesional.

Temas

Comentarios

Lea También