Guerra en Ucrania, paz en la mesa de juego

Tenis de mesa. La ucraniana Renata Shypsha y la rusa Masha Kuznetsova, del Ganxets de Reus, se han estrenado como pareja en el Campionat de Catalunya infantil en Valls

| Actualizado a 22 abril 2022 07:42
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«¡Vamos Renata!, ¡Vamos Masha!» Dos gritos de ánimo se escuchan entre el sonido de las pelotas y los golpeos de pala. La actividad es máxima en un Joana Ballart repleto de mesas de juego. Hay hasta 32 instaladas con motivo del Campionat de Catalunya de Joves de tenis de mesa que se celebra en este pabellón de Valls, convertido en el epicentro de este deporte durante esta pasada Semana Santa.

En una de ellas combinan sus acciones las jovencímas Renata Shypsha y Maria ‘Masha’ Kuznetsova, dos de las más firmes promesas del Club Tennis Taula Ganxets. Tienen 11 y 13 años y por vez primera compiten juntas en un torneo base.

Ambas integran la dupla del club reusense en la categoría infantil femenino, aunque en realidad Renata es aún alevín. A pesar de esa diferencia y de su corta edad forman una buena pareja gracias a su depurada técnica, que trabajan casi a diario en la escuela de competición bajo la supervisión de Svetlana Skobina.

Celebran sus puntos con efusividad chocando sus manos; y se animan mútuamente a medida que van superando rondas. Desde las gradas también despiertan la atención de los aficionados, aunque muy pocos conocen sus orígenes: Renata es natural de Kremenchug, en Ucrania, y ‘Masha’, de Perm, en Rusia.

Casualidades del destino, el CTT Ganxets las ha unido en este campeonato mientras a 4.000 kilómetros de distancia sus países se hallan en pleno conflicto bélico. La invasión de las tropas rusas en territorio ucraniano suma ya un trágico balance de 2.072 civiles muertos, 169 de ellos niños, desde que estallara la guerra el 24 de febrero.

«Buscábamos una pareja competitiva y pensamos que ellas dos juntas podrían hacerlo bien. No pretendíamos nada más que eso», asegura el presidente de los Ganxets, Joan Carles Virgili, acerca de la unión entre Renata, residente en Cambrils desde hace ya varios años, y Masha, que vive en Reus.

«Si el deporte no entiende de banderas, menos debería hacerlo la vida de las personas», asegura el presidente de los Ganxets

«Si el deporte no entiende de banderas, menos debería hacerlo la vida de las personas», añade el dirigente, quien desvela que las familias ucranianas y rusas que hay en el club -varias más además de estos dos casos concretos- «evitan hablar» en todo momento del conflicto. «Traen a sus hijos e hijas a entrenar a nuestras instalaciones, pero una vez allí sólo se habla de deporte y de la competición», explica.

Familia en Ucrania

Renata, que se ha colocado entre las mejores sub12 del ránking internacional e incluso ya ha debutado con el primer equipo absoluto de las Ganxets en la Superdivisión de Honor femenina, tiene a su abuela paterna y a parte de su familia en Ucrania.

El presidente tiene claro que «queremos dar nuestro apoyo a todos los que sufren esta guerra de cerca, y como club siempre estaremos a favor de la paz». El club, en ese sentido, ofrecerá sus instalaciones a refugiados ucranianos para la práctica del tenis de mesa.

El CTT Ganxets ofrece a refugiados ucranianos sus instalaciones para practicar tenis de mesa

Totalmente ajenas a la batalla, a Renata y a Masha no les ha ido nada mal en Valls. Juntas se han alzado en este Campionat de Catalunya de Joves de Valls con la medalla de bronce por equipos infantil (competición en la que se juegan dos individuales y un doble), mientras que en la modalidad de dobles quedaron eliminadas en cuartos de final.

Cinco medallas

En la prueba individual infantil Renata fue además subcampeona, mientras que en la categoría alevín (la que le corresponde por su edad) se proclamó campeona por equipos y de dobles junto a Paula Postigo, y se colgó también la medalla de bronce en individuales.

Con un total de cinco medallas fue la más laureada de los 28 palistas que presentó el CTT Ganxets en el campeonato celebrado en el Joana Ballart.

Renata y Masha forman parte, además, del segundo equipo absoluto del club reusense, que este año se ha propuesto como gran objetivo ascender a la División de Honor (la segunda máxima categoría nacional).

Junto a ambas completan la escuadra Svetlana Skobina, de origen ruso, nacionalizada española y entrenadora de ambas; Tetiana Zghurska, ucraniana residente en Rusia; Alexandra Zhiriacova, moldava; y las locales Alba Virgili y Paula Postigo.

20 palistas con origen ucraniano, ruso y moldavo

El CTT Ganxets de Reus cuenta en sus filas con 20 palistas originarios de Rusia, Ucrania y Moldavia, otra de las repúblicas ex soviéticas. Las caras más conocidas son Svetlana Skobina, nacida en Rusia y nacionalizada española que forma parte del club desde su fundación (en la actualidad pertenece al segundo equipo reusense además de ser entrenadora de la base); Anastasia Kolish, internacional rusa sub23 que suma ya tres temporadas en el primer equipo; y Svetlana Bakhtina, de origen ruso y nacionalizada española, fichada esta campaña para la Superdivisión femenina.

En los equipos base se hallan la mayoría de esos palistas con raíces en Ucrania, Rusia y Moldavia, casi todos con  una beca social después de que la pandemia dejara sin trabajo los dos últimos años a sus familias, dedicadas en gran número al sector turístico.

Comentarios
Multimedia Diari