La Pobla vuelve a la senda de las victorias (Rubí 0 - 1 Pobla)

Tras dos encuentros

| Actualizado a 22 mayo 2017
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Este Nàstic no tiene cara de play off. Lo cierto es que no la ha tenido durante las últimas semanas porque a la hora de la verdad no ha sacado a relucir la personalidad necesaria para un equipo que quiere estar arriba.

Tras haber firmado un empate y una derrota, la Pobla volvió este domingo a la senda de las victorias en el terreno de juego de un Rubí que también aspira a disputar el play off de ascenso a Segunda B. Con este triunfo de prestigio, el filial del Nàstic se afianza en la segunda posición de la clasificación y sigue estando muy cerca del líder, el Ascó, que le aventaja de solo un punto.

En los primeros 20 minutos de la confrontación, pudo verse bastante igualdad entre ambas formaciones, pero los de Martín Posse fueron asentándose poco a poco sobre el campo y generando más ocasiones que su adversario. En el minuto 7, Kike Tortosa sacó un córner que remató Abel Rita por encima del travesaño, en el que fue el primer aviso de los poblenses. Sobre el cuarto de hora, dio la réplica el Rubí mediante Ferran Vila, que vio cómo su disparo se marchaba demasiado alto. Unos minutos después, Abel Rita buscó el primero de la matinal, pero el balón fue a parar al lateral de la portería defendida por Buyo. En el minuto 27, el colegiado anuló un tanto conseguido por Abel Rita por fuera de juego, y superada la media hora, el jugador loca Àlex Fernández obligó al guardameta Varo a realizar una buena intervención, mandando el esférico a saque de esquina. Posteriormente, Kike Tortosa también generó peligro con un disparo que atrapó Buyo. Era un partido de toma y daca, pero en el que la Pobla dio más sensación de poder poner en problemas a su rival, que jugó más con el corazón que con la cabeza, y que era consciente de la gran importancia de los punto en juego. Antes del descanso, concretamente en el minuto 39, Sergi Moreno marcó de cabeza, tras un buen centro de Gabi López al punto de penalti; fue uno de los llamados goles psicológicos e hizo que el escenario de partido cambiara radicalmente, aunque todavía quedaban por disputar los segundos 45 minutos del partido.

En la segunda mitad, tardaron en llegar las ocasiones, y en el minuto 70 se produjo la jugada clave, con un penalti a favor del Rubí que ejecutó Ferran Vila, y que el portero Varo, con una gran intervención, pudo parar. Fue un golpe para los locales y una inyección de moral para el filial del Nàstic, que siguió luchando para conservar la mínima, pero valiosa ventaja. Ya sobre el tiempo reglamentario, Álvaro probó suerte pero no superó al portero Buyo, y en el descuento, Denis Coch gozó de una buena oportunidad, pero su disparo se topó con el poste. Cabe destacar que los locales terminaron con diez hombres sobre el terreno de juego, a causa de la expulsión de Cervantes (86’).

Comentarios
Multimedia Diari