Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La redención de Castillejo, una leyenda del Nàstic

El exentrenador y exgoleador del Nàstic recibe hoy al conjunto grana con su Osasuna Promesas al que lidera desde hace cinco temporadas

| Actualizado a 08 diciembre 2022 06:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Santi Castillejo es un nombre que cuando suena en el Nou Estadi se respeta. Se le considera una de esas figuras vitales para que el Nàstic sea el club que es. Como jugador fue un devorador del área que dejó goles para la historia en el templo grana, mientras que como entrenador no tuvo una etapa tan fructífera como se esperaba, pero eso no empaña para nada su leyenda. Así es el fútbol, a veces no está a la altura de las expectativas.

Como futbolista, Santi Castillejo estuvo durante tres temporadas en el Nàstic (de la 2000-2001 a la 2002-2003). Tres años en los que se hinchó a goles, siendo especialmente importante el primero. En ese curso, el ariete de Valtierra logró 21 dianas que fueron capitales para el ascenso del Nàstic a Segunda División. En las dos temporadas siguientes marcó dos y siete goles antes de hacer las maletas.

Su carrera le volvería a traer a Tarragona en este caso como entrenador tras brillar en los banquillos en el rival, el CF Reus Deportiu. El conjunto grana apostó por su figura en la temporada 2013-2014, pero su relación con el Nàstic sería mucho más efímera que como jugador. Doce partidos con un balance de cuatro victorias, cuatro empates y cuatro derrotas fue su bagaje. Castillejo fue cesado y curiosidades del destino hoy se vuelve a medir con su querido Nàstic.

Dos ascensos en Pamplona

El entrenador navarro es ya uno de los hombres sólidos del proyecto estable en el que navega Osasuna. Su papel ha sido fundamental para el desarrollo del conjunto rojillo, puesto que es su quinta temporada en un filial al que comanda con mano de hierro. Ha cumplido con todos los retos deportivos desde que llegó. Lo subió de Tercera División a la ya extinta Segunda División B. El año pasado logró repetir otro ascenso esta vez de Segunda RFEF a Primera RFEF.

Hoy recibe al Nàstic son su Osasuna Promesas en puestos de play off, demostrando que más allá de ser un equipo que promociona jugadores para el primer equipo también cuenta con una camada que compite en una de las categorías más exigentes del fútbol español. Castillejo atiende al Diari horas antes de medirse a su Nàstic y no niega que se trata de un partido diferente al resto: «Es un partido espdcial. Este año me toca jugar contra mis ex y aquí estuve como entrenador y jugador. Será más especial el día que vaya allí».

Recuerdos bonitos

Preguntado sobre su pasado en el Nàstic, Castillejo no tiene dudas a la hora de mojarse y afirmar con qué etapa se queda si con la de jugador o con la de entrenador: «Me quedo con la primera. La de entrenador duró poco porque todos sabemos la exigencia que hay en el club y en el fútbol».

No obstante, el hecho de haber terminado de manera tan temprana su aventura en el Nou Estadi no le provoca que tenga un sentimiento de venganza contra el Nàstic: «En la vida y en el fútbol si vas todo el día con revanchas estarías todo el día igual y te volverías loco. Son tres puntos más».

Tres puntos que serán difíciles de lograr, ya que Castillejo tiene claro que se mide a uno de los grandes candidatos al ascenso. El navarro elogia firmemente al Nàstic, al que considera un equipo de autor y muy prototipo de la categoría: «Es un equipo muy sólido, muy físico y muy trabajado, Es un equipo similar a nosotros que busca la verticalidad. Es un equipo que a mí me gusta y compite muy bien. Es un candidato en una categoría en la que todo está muy igualado. Yo solo veo al Castellón con una plantilla superior a la del resto».

En todo caso, el navarro considera al Nàstic otro poryecto de bandera al que sigue desde la distancia: «Al Nàstic lo veo bien. El año pasdo se metió en el play off, este año está haciendo una buena campaña, pero en esta categoría todo es muy difícil. Nadie se pasea».

Sobre su papel en Osasuna, Castillejo está feliz y se siente parte de un proyecto al que considera «diferente», por la «tranquilidad» que respira. Los resultados son importantes, pero siempre es secundario. Nuestro objetivo es formar jugadores para el primer equipo y ya llevamos cuatro o cinco futbolistas que se han estabilizado en la primera plantilla, aunque lógicamente se nos exige competir y eso hacemos. Subimos de Tercera División a Segunda B y el año pasado de Segunda RFEF a Primera RFEF».

El fútbol tiene estas cosas. Hay lugares en los que uno cae de pie y en otros nada funciona pese a ser el mismo, con sus defectos y sus virtudes.

Comentarios
Multimedia Diari