Presente y futuro

La UD Aldeana lidera el subgrupo 8B de Segunda Catalana con un proyecto nuevo e ilusionante, que tiene el fútbol formativo como pilar fundamental

| Actualizado a 03 enero 2022 11:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Fueron muchos los clubes que la temporada pasada decidieron no competir. Uno de ellos fue la UE Aldeana, que tras el parón provocado por la pandemia fueron partidarios de no reanudar la competición. Desde la directiva, consideran que lo más justo siempre es competir en igualdad de condiciones y la situación de aquel entonces no lo permitía. Esta temporada han vuelto a los terrenos de juego con un nuevo proyecto, que por el momento está yendo sobre ruedas.

El primer equipo del club ebrense está liderando su grupo en Segunda Catalana, postulándose como uno de los grandes candidatos al ascenso, y en cuanto al fútbol base, la entidad está trabajando para que los más pequeños de la casa puedan formarse de la mejor manera posible.

La UE Aldeana se fundó en el año 1971, con el espíritu de formar un club en el que los jóvenes del pueblo pudiesen practicar el fútbol y mejorar tanto deportivamente como a nivel humano. Actualmente cuenta con 6 equipos en la base desde la categoría benjamín hasta el juvenil, además de un filial que compite en Cuarta Catalana. Un proyecto de futuro en el que se llevan trabando varias décadas y que crece con la ilusión y el esfuerzo de todos aquellos que están involucrados.

Se trata de un logro digno de alabar, ya que es complicado crear y mantener una entidad de tal dimensión en una población de aproximadamente 4000 habitantes. Para su presidente, Xavi Pino, “la ilusión de la junta es que los equipos del fútbol base acaben siendo el futuro de la Unió Esportiva Aldeana”.

El futuro tiene muy buena pinta, pero el presente no se queda atrás. Después de un año entero sin competir, el amateur de la UE Aldeana está cuajando una gran temporada. Tras 13 jornadas, el equipo está en lo más alto de la clasificación del subgrupo 8B de Segunda Catalana, división a la cual ascendieron hace dos campañas quedando segundos antes de la irrupción del Covid. «Ese año montamos un equipo para ascender y lo logramos, pero no nos gustó el cómo ya que nos hubiese gustado competir hasta el final», comenta Pino.

Una plantilla prácticamente nueva

Este curso, con la situación más calmada, han montado un equipo prácticamente desde cero. El presidente del club destaca que «tenemos un director deportivo, Albert Meca, que es una pasada y hemos tenido la suerte de contar con Ferran Simó, que entrenaba al juvenil preferente de la Ràpita». Esta se trata de la primera experiencia de Simó en el futbol amateur, un factor que no le ha impedido demostrar que está más que preparado para este reto. «Cerramos el fichaje en mayo y a partir de ahí configuramos una plantilla prácticamente nueva, con solo 4 jugadores de la temporada anterior», explica el técnico.

La UE Aldeana tiene una plantilla corta en el que predomina el perfil de jugador de 18 a 21 años, pero que también cuenta con jugadores experimentados como el portero Sergio Aure, que lleva 9 años en el club. «Muchos de ellos los conozco de su etapa juvenil y están dando un rendimiento muy bueno, aquí les estamos dando una oportunidad que muchos clubes no les darían», apunta Simó. Además, el equipo se ha reforzado con jugadores ‘olvidados’ de les Terres de l’Ebre, que habían jugado en categorías superiores y que no estaban pasando por su mejor momento. Parece ser que en el club ebrense muchos de ellos han encontrado su segunda juventud.

Para el técnico, la clave de la gran campaña que está haciendo la UE Aldeana es «la ilusión que hay por competir desde el primer día, se ha formado un grupo fantástico que es muy competitivo y hay un ambiente muy bueno». Es un equipo que sabe adaptarse muy bien a todas las situaciones que pueda plantear el rival en el verde. Quieren ser dominadores, ya sea con la pelota o sin ella, siempre tratando de llevar el partido hacia ese punto en el que se encuentren más cómodos. Pese a la buena situación en la que se encuentran, el cuerpo técnico es consciente de que hay varios aspectos a trabajar de cara a la segunda vuelta.

Los resultados cosechados hasta el momento invitan a soñar con un posible ascenso. «A principio de temporada acordamos todos que nuestro objetivo era la permanencia, pero ahora lucharemos por todo», confiesa Xavi Pino.

Comentarios
Multimedia Diari