Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Punto y aparte (Uros de Rivas 74-59 CB Salou)

El Rivas arrolló al CB Salou que intentó el milagro en el último cuarto

| Actualizado a 14 mayo 2022
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Golpe duro. El Salou se despide de la temporada con una dolorosa derrota contra el Rivas en la fase de ascenso a LEB Plata. Después de la victoria contra Baskonia B, la moral estaba por las nubes, pero no consiguieron alargar el gran juego desplegado ante los vascos. El equipo madrileño fue superior en el segundo y tercer periodo, desdibujando a los de Muñiz. Su presencia sobre la pista ahogó al Salou, pero los amarillos respondieron en el último tiempo. El equipo de la capital de la Costa Daurada llegó a pasar de 26 puntos de diferencia a solamente 10. Sin embargo, no lograron completar la remontada.

El encuentro arrancó con unas defensas que dejaban pocos espacios por dentro y obligaban a probar sin mucha suerte con el tiro exterior. Con poco más de un minuto y medio transcurrido, el Salou abría el marcador con una gran recuperación que culminaba Aragonès. La afición de la Costa Daurada ya se hacía notar con bocina y bombo incluido, aunque en el otro bando se encontraban los seguidores del Gandía, que anhelaban la derrota del Salou.

Los de Jesús Muñiz necesitaban el acierto en triples para sumar, pero este no llegaba. Por suerte, Rivas también estaba falto de ideas en ataque y el marcador registraba escasos cambios. Dos despiestes en ambas defensas permitieron que el marcador se moviera ligeramente cuando se llegaba al ecuador del periodo (6-4).

Muñiz daba entrada a CJ primero y a Moreno después. Las nuevas incorporaciones le cambiaron la cara al equipo, con una canasta de Moreno con amago y un triple de CJ que les volvía a poner por delante (9-11). Costaba horrores sumar, pero esos cinco puntos consecutivos eran aire para los de Muñiz. Rivas respondía al momento salouense con un dos más uno que volteaba el marcador 12-11. Un rebote de Alaminos, que siempre está donde se le espera, desencadenaba en otro triple de CJ. La insistencia daba sus frutos al fin del primer periodo (12-14).

En el segundo cuarto todo se torció. Al Rivas se la abrió la puerta de los triples, a la vez que era capaz siempre de encontrar a alguien libre en la pintura. Muñiz trataba de frenar la sangría con los tiempos muertos, que no terminaban de funcionar. Los salouenses estaban negados de cara al aro, mientras que el Rivas se sentía comodísimo sobre el parqué. La canasta de Costa fue de lo poco del equipo durante buena parte del periodo hasta que rompieron la sequía con dos tiros libres.

Los salouenses apretaban para intentar parar al Rivas con una intensidad desordenada que les obligaba a cometer demasiadas faltas y a entrar en bonus. Cada falta caía como una losa en el marcador. Incapaces de revertir la inercia, se fueron al descanso con más de 20 de desventaja (48-24).

En la reanudación, la canasta de Alaminos a la contra y el triple de Aragonès ponía a tono al equipo. El Salou necesitaba el acierto de sus mejores tiradores si quería darle la vuelta al luminoso. Sin embargo, cada vez que los de Muñiz asomaban la cabeza, el Rivas tiraba por el suelo el trabajo hecho.

En medio de un tira y afloja por intentar recortar distancias, el colegiado pitó técnica de un viejo conocido de la afición salouense, Albert Serra. El jugador del Rivas formó parte la temporada pasa del Mollet, equipo contra el que perdió los play off el Salou. En la capital de la Costa Daurada aún recuerdan su puñetazo en ese encuentro. Serra es el típico jugador que vive los partidos con una intensidad que adoras si forma parte de tu equipo, pero te desquicia cuando está en el otro bando.

Con el 61-39 a falta de diez minutos, los de Jesús Muñiz necesitaban un milagro. Y a punto estuvieron de lograrlo. Los amarillos se reencontraron con el acierto en los triples gracias a un gran Alaminos y se hincharon de confianza. El jugador de Montblanc despertó tras un partido discreto, encabezando la esperanza salouense. El equipo volvía a morder como en sus mejores duelos. La presión de los de Muñiz cortocircuitó el ataque del Rivas, a quien se le terminó el tiempo en más de una ocasión.

Primero, bajaron de la barrera de los 20 puntos y después se situaron a únicamente diez de sus rivales (69-59). El choque era una locura y los jugadores transmitían la sensación de que esto lo podían incluso ganar. Sin embargo, en los tres minutos que restaban la suerte no quiso que la maldita pelota entrara. Lo intentaron todos, pero el aro siempre escupía los tiros de los amarillos. Dos faltas forzadas por un omnipresente Serra sentenciaron un encuentro que dejaba sin opciones de ascenso al Salou.

Pese al doloroso cierre de temporada, el proyecto salouense sale más fuerte que nunca. Se ha dejado el alma en una primera fase muy exigente y ha plantado cara en los tres encuentros de esta fase final. El billete a LEB Plata se desvanece por detalles, pero el hambre del equipo no termina aquí. Se levantaron de esa derrota en Mollet, también lo hicieron tras un mal inicio de temporada, y ahora no será una excepción. Tras el choque, Muñiz subió al autobús de los aficionados para agradecer el apoyo. «Hemos prometido volver», sentenció el técnico en su emotivo discurso. Apuntado queda.

Comentarios
Multimedia Diari