«Soy de Tarragona y quiero ser futbolista»

Los hermanos Miguel y Toni Escobedo y Fran Álvarez militan en el equipo dela AFE a la espera de que algún club se fije en ellos y les ofrezca un contrato

| Actualizado a 16 enero 2022
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Los tres tienen un objetivo conjunto y pueden conseguirlo. De hecho, no van a parar hasta lograrlo. Miguel, Toni y Fran se han enrolado en el equipo de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) con la única meta de volver a sonreír vistiendo una camiseta que les ilusione. Actualmente, como el resto de los jugadores que militan en dicho conjunto, se encuentran libres, pero esperan que sea por poco tiempo.

Los tres tienen en común su deseo de encontrar equipo, pero dos de ellos comparten algo más. Y es que Miguel y Toni son hermanos. Los Escobedo vuelven a encontrarse tras haber coincidido en otros equipos anteriormente. Fran Álvarez tampoco quiere quedarse atrás y tiene ganas de demostrar que puede triunfar en el mundo del fútbol. A sus 25 años, tiene toda una carrera por delante. Álvarez es natural de Tarragona y ocupa la posición de lateral zurdo, mientras que el mayor de los Escobedo, Toni, tiene los mismos 25 años. Es lateral, pero diestro. Miguel, el menor de los hermanos, tiene 23 años y actúa como delantero, tanto en punta como en banda.

El equipo AFE está entrenado por Jesus Capitán Capi, mítico jugador del Betis. Esta asociación realiza tres sesiones AFE por temporada, formadas todas ellas por 22 futbolistas, los cuales entrenan y disputan partidos amistosos. En la presente, restan dos duelos por disputar. Este viernes, el equipo cayó ante el Hércules de Segunda RFEF (0-1), mientras que el miércoles 19 de enero toca enfrentarse al CD Acero de Tercera RFEF, para finalizar recibiendo al potente CSKA de Moscú de la máxima división rusa.

Los tres se han quedado prendados de la forma de trabajar en AFE, que se realizan en Oliva (Valencia). Para Toni, «las sesiones AFE son muy profesionales, ya que a parte de los 22 futbolistas que somos, también cuentan con dos fisioterapeutas, un médico, un analista y un editor de vídeos, una fotógrafa y un cuerpo técnico muy completo».

Sus expectativas

Tras pasar por equipos como el filial del Getafe, el Shaufhaussen de la Segunda División Suiza, o el FC KTP finlandés, Fran deja claro que «vine para poder completar una mini pretemporada y así poder estar a tono y preparado para poder firmar por algún equipo». El lateral apunta que tenemos todo lo que necesitamos, estamos en unas instalaciones de lujo y rodeados de excelentes profesionales». «Tener un entrenador como Capi es un hecho extraordinario y, además, el resto de ayudantes tienen mucha experiencia en el mundo del fútbol, por lo que nos pueden ayudar y orientar de la mejor manera», asegura el tarraconense.

Toni, salouense igual que su hermano, desea poder enrolarse con un nuevo proyecto, tras haber militado en clubes como el Real Avilés, el Rapid de Murillo, el Vélez, el River Ebro o el Engordany andorrano. Ha corrido media España, igual que su hermano, después de militar en conjuntos como el CE El Catllar o el CA Roda de Berà, pero no se le han quitado las ganas de seguir probando. «Quiero encontrar un club que me motive, un proyecto que me ilusione y donde pueda competir al máximo nivel, en España o en el extranjero», apunta.

En el mismo sentido se expresa un Miguel Escobedo que, aparte de militar en Nàstic de Tarragona, UD Maracena o CF Vila-seca en su etapa formativa, pese a su juventud ya ha pasado por las filas de equipos como Avilés, Navarro, Rapid de Murillo, Vélez, Huécar Overa, Alcudia o Atlético Porcuna. No teme a un nuevo proyecto, sino que, al contrario, espera poder iniciar una etapa apasionante para poder añadir a su currículum. «No me marco expectativas en concreto, me muevo mucho por emociones y por sensaciones, por lo que busco un proyecto deportivo que me ilusione, ya sea en España o en el extranjero».

Siempre de la mano

Es la segunda vez que los hermanos participan, además conjuntamente, en las sesiones AFE. Además, también han coincidido en algunos equipos. Para Toni, es una situación especial. «Es la ejemplificación total de lo que significa la familia, estar en las buenas y en las no tan buenas», argumenta. Además, el grande de los Escobedo asegura que «en los momentos malos, como por ejemplo es cuando uno no tiene equipo, creo que los hermanos tienen que estar unidos». Para Miguel, estar al lado de su hermano mayor también representa algo bonito y singular. «He tenido la suerte de poder coincidir con él en sesiones AFE y también en equipos. El fútbol no profesional es muy duro, tanto a nivel económico como personal y la familia es un apoyo, por lo que tener cerca a mi hermano es muy positivo».

Comentarios
Multimedia Diari