Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alcanar ratifica que los terroristas no tenían vínculo con el municipio

El gobierno local ofrece una primera asamblea ante los vecinos para dar explicaciones tras los atentados 

Andreu Caralt

Whatsapp
Medio centenar de vecinos de Alcanar asistieron el lunes por la noche a la primera de las asambleas informativas convocadas por el ayuntamiento. Foto: J. Revillas

Medio centenar de vecinos de Alcanar asistieron el lunes por la noche a la primera de las asambleas informativas convocadas por el ayuntamiento. Foto: J. Revillas

Medio centenar de vecinos de Alcanar asistieron este lunes por la noche a la primera de las tres asambleas informativas convocadas por el ayuntamiento para dar cuenta de las gestiones realizadas tras la doble explosión en el chalet de la urbanización Montecarlo. 

El alcalde, Alfons Montserrat, y el concejal, Jordi Bort, realizaron un minucioso relato de las acciones ejecutadas desde la primera explosión, aspectos ya conocidos en la inmensa mayoría de casos. Sin duda lo más relevante de la cita llegó con las numerosas preguntas de los vecinos y las respuestas por parte del gobierno local y el jefe de la Policía Local.

En primer lugar, dejaron claro que todos los indicios apuntaban en un inicio a una explosión de gas y así lo defendieron los Tedax de los Mossos y los Bombers desplazados a Alcanar Platja. Algunos vecinos señalaron que la explosión había recordado a una explosión de «petardos o dinamita» y que la zona no olía a gas. Respondieron los convocantes de la cita que los cuerpos de seguridad y emergencia trabajaron en la hipótesis de la existencia de un laboratorio de droga donde se utilizarían productos como los hallados en los restos del chalet. 

Sobre la posible aseveración de la Juez de Amposta conforme a que la explosión quizás no había sido provocada por el gas, aseguraron desconocer esta afirmación. Fue a partir de la segunda explosión, el viernes por la tarde, que se amplió el perímetro de seguridad y se desplazó la prioridad de las actuaciones, que era el hallazgo de restos humanos de las víctimas -las unidades caninas detectaron entre 8 y 10 puntos entre los restos- hacía garantizar la seguridad de los equipos de emergencia.

El alcalde de Alcanar recibió a las 19.39 horas del 17 de agosto la comunicación de los Mossos de la conexión entre la explosión de Alcanar y los atentados. Cuatro horas más tarde, el Major de los Mossos lo comunicaría a la población.

En relación a la interacción de los terroristas con el municipio, se aseguró por activa y por pasiva que no existía ninguna. El chalet estaba ocupado, es propiedad del Banco Popular, y los terroristas no estaban empadronados. El ayuntamiento habló con miembros de la comunidad musulmana de la población y negaron taxativamente cualquier relación. No había ninguna denuncia ni advertencia verbal, aseguró Montserrat, sobre la tarea desarrollada por los terroristas. El chalet no contaba con agua potable.

Vecinos de Alcanar Platja reclamaron al consistorio la dignificación de la zona, con distintas urbanizaciones privadas con servicios aún por construir. Montserrat respondió que es responsabilidad de los propietarios ejecutar las obras pendientes antes de traspasar la urbanización al ayuntamiento y que el ente local no puede ejecutar las obras que corresponden al privado.

Por último, Bort justificó la suspensión de las fiestas mayores de Les Cases de Alcanar por la publicación de los dos decretos que proclamaban un luto de tres días, la presencia de explosivos en los restos del chalet y por motivos de seguridad.

Temas

Comentarios

Lea También