Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ascó vuelve a estar a plena potencia

Una vez finalizada la recarga de combustible de la unidad II, la central nuclear ha vuelto a operar.
Whatsapp
La segunda unidad de la central nuclear de Ascó ha terminado con éxito la recarga y ya vuelve a operar.

La segunda unidad de la central nuclear de Ascó ha terminado con éxito la recarga y ya vuelve a operar.

La unidad II de la central nuclear Ascó se conectó a la red eléctrica a las 2:46 horas del pasado 2 de diciembre, una vez finalizados los trabajos correspondientes a la 24 recarga de combustible, dando paso a un nuevo ciclo de operación.

Más de un millar de trabajadores de diferentes perfiles y especialidades profesionales se han incorporado durante los 35 días de parada por recarga para realizar, junto a la plantilla estable de CN Ascó, todas las actividades planificadas.

Si bien el proceso de recarga de combustible ha consistido en la sustitución de 64 de los 157 elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor, durante esta parada se han incorporado además 38 modificaciones de diseño en toda la planta.

También se han llevado a cabo más de 11.500 órdenes de trabajo orientadas a actividades significativas como las inspecciones visuales remotas en diferentes componentes de la vasija del reactor, la inspección de tubos por corrientes inducidas en los tres generadores de vapor, la sustitución de las válvulas de las líneas de drenaje de las cajas de agua de los generadores de vapor, la revisión general de las dos turbobombas de agua de alimentación principal, o la sustitución de varios motores en diversos equipos de seguridad.

La realización de una cantidad tan considerable de actividades en un periodo de tiempo determinado, manteniendo los máximos estándares de Seguridad Laboral y minimizando las dosis radiológicas para todos los profesionales que han intervenido en la recarga, ha requerido una planificación previa detallada y con una elevada coordinación de todas las áreas.

Éstas han trabajado de forma conjunta y orientada a la consecución de un objetivo común: llevar a cabo las tareas planificadas de manera segura, eficiente y ajustada al programa. Para ello, ha resultado esencial la formación previa de todo el personal incorporado, que ha registrado más de 1.900 asistencias a los cursos organizados, y el compromiso tanto de ANAV como de las empresas colaboradoras con la seguridad en todas sus dimensiones.

Las dos unidades de la central nuclear Ascó han llevado a cabo sus respectivas recargas de combustible durante este año 2017. En ellas, se han realizado numerosas actividades de mantenimiento preventivo, se han sustituido equipos, introducido mejoras e incorporado modificaciones de diseño con el objetivo de afrontar con plenas garantías la operación a largo plazo de ambas unidades.

Temas

Comentarios

Lea También