Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bel: "Pedimos respeto y que no se ponga en cuestión el talante democrático de Tortosa"

El 68,36 por ciento de los vecinos que participaron ayer en la consulta popular apuesta porque el monumento franquista se conserve en el centro del río Ebre

Maribel Millan

Whatsapp
Bel:

Bel: "Pedimos respeto y que no se ponga en cuestión el talante democrático de Tortosa"

Los vecinos de Tortosa votaron ayer por mantener, reinterpretar y contextualizar el monumento de la batalla del Ebro inaugurado por Franco el año 1966. Un total de 5.755 personas optaron por esta opción (un 68,36 por ciento), mientras que 2.631 electores (el 31,25 por ciento) apostar por retirarlo de su sitio actual en medio del río Ebre y museizarlo. La participación en la consulta popular organizada por el Ayuntamiento fue de 8.464 personas, lo que supone el 29, 73 por ciento del censo ampliado (podían votar los mayores de 16 años empadronados en el municipio). Hubo también 45 votos en blanco y 33 de nulos, según el recuento final. Los resultados oficiales de la consulta se conocieron pasadas las once de la noche, ya que hubo algunos problemas en el recuento en la mesa de Ferreries. El alcalde de Tortosa, Ferran Bel, valoró muy positivamente la participación de los vecinos de la consulta, destacando que fue mayor que en algunas elecciones europeas, aunque quedó lejos de la consulta del 9N, cuando llegó al 46 por ciento.

Bel también pidió respeto por la opinión mostrada ayer en las urnas por los tortosinos, frente a las entidades que habían mostrado su rechazo a la consulta y piden la retirada del monumento en cumplimiento de la Ley de memoria histórica. La realización de la consulta era un compromiso del gobierno municipal y de cuatro de los seis partidos que conforman el consistorio(19 de los 21 concejales del pleno), según recordó. «Aquí no se votaba sobre el franquismo o los fascismos, se trata de una consulta sobre el futuro del monumento», afirmó el alcalde. «Pedimos respeto y que no se ponga en cuestión el talante democrático de esta ciudad, esto no es serio ni conveniente», añadió.

El Ayuntamiento empezará a partir de ahora a trabajar por el mandato democrático de los vecinos, aseguró el alcalde, quien destacó el grado de implicación que han tenido los tortosinos en esta consulta popular no refrendaria. Así, se estudiará como contextualizar y reinterpretar el monumento para que promueva la memoria histórica y la paz, según se detallaba en el mismo enunciado de la pregunta. Valoraciones Los partidos impulsores de la consulta hicieron diversas valoraciones de la misma. Desde CiU, la portavoz Meritxell Roigé destacó especialmente la participación conseguida.

También indicó que la decisión de los tortosinos ha sido clara, «de manera que desde ya empezamos a trabajar en el mandato que nos han hecho». Felip Monclús, portavoz de ERC, que recientemente ha entrado en el gobierno municipal, destacó también la participación conseguida y aseguró que acatarán la decisión mayoritaria, aunque su apuesta era por retirar el monumento. «Los resultados son los que son», repitió el republicano.

Por contra, el portavoz de Movem Tortosa, Jordi Jordán, que también apostaba por la retirada, calificó la participación de insuficiente, y criticó el dispositivo organizado por el Ayuntamiento, que creó muchas colas para poder votar durante toda la jornada. Enric Roig, del PSC, aseguró que estaban decepcionados con el resultado y la participación, al contrario que Xavier Dalmau, que celebró el resultado. La CUP estaba en contra de la celebración de la consulta.

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También