Educació incorpora un refuerzo de 50 docentes más en el Ebre

Ningún centro público del territorio sobrepasará la ratio de 25 alumnos por grupo en primaria y 30 en el caso de secundaria. Todos podrán impartir las clases en las mismas instalaciones

MARINA PALLÁS CATURLA

Whatsapp
En la escuela Lluís Viñas de Móra d’Ebre se ha llevado a cabo una importante reforma. FOTO: JOAN REVILLAS

En la escuela Lluís Viñas de Móra d’Ebre se ha llevado a cabo una importante reforma. FOTO: JOAN REVILLAS

El próximo lunes empezarán nuevo curso escolar 26.911 alumnos en las Terres de l’Ebre. Educació incorpora un refuerzo de 50 docentes más por el Covid-19 en el territorio.

Las cifras constatan una leve reducción de alumnado en los ciclos de Infantil y Primaria y un ligero incremento (datos provisionales) en Secundaria y Bachillerato y ciclos formativos; mientras que hay un incremento del número de docentes en 79,5; además en técnicos de integración social, educadores sociales y técnicos de educación infantil hay un incremento del 58,1%. Y hay que tener en cuenta un notable refuerzo a la educación inclusiva, en centros con 20,5 psicopedagogos, 14 maestros de educación especial, 26 educadores y 3 aulas SIEI (Suport Intensiu a l’Escola Inclusiva) en la concertada; mientras que en los servicios educativos el incremento en personal es del 11,3%.

Ningún centro público del territorio sobrepasará la ratio de 25 alumnos por grupo en Infantil y Primaria ni los 30 en Secundaria.

La directora territorial de Educació en el Ebre, Montserrat Perelló, ha destacado que se trata «del curso más difícil de gestionar, por la pandemia mundial provocada por el coronavirus, pero sin embargo es también el curso con la mayor dotación presupuestaria en capital humano y en recursos de la historia, con el objetivo de garantizar el acceso a la educación y la apertura de escuelas seguras». En este sentido la directora ha apuntado que las escuelas «no cerrarán, se mantendrán abiertas». Como mucho, podría cerrar 15 días alguna escuela rural donde todo el alumnado, de menos de 10 niños, estuviese en el mismo grupo y uno diera positivo en Covid-19.

La directora ha informado que un equipo territorial con profesionales de Salut y Educació se reunirán semanalmente para hacer el seguimiento de la pandemia en las escuelas e institutos.

Finalmente, no será necesario que las clases y la actividad lectiva de prácticamente todos los centros públicos del Ebre tengan que salir de las propias instalaciones. Algunos equipamientos de Tortosa y Móra d’Ebre eran los que, a priori, podían presentar más problemas. Incluso, el consejero Josep Bargalló se llegó a reunir dos veces con los alcaldes. Únicamente el Centro de Formación de Adultos de la Ribera de Ebro deberá salir puntualmente de sus instalaciones. En el caso de la concertada, también se han previsto dos casos en los centros Verge de la Cinta de Tortosa y de l’Àngel, en Amposta.

Perelló ha apelado a la autoresponsabilidad con el inicio de curso, y ha explicado que todos los docentes están recibiendo formación desde Salut y que los centros se adaptarán a la realidad del momento y de la región sanitaria.

Con el nuevo curso 2020-2021 además del aumento del capital humano hay que sumar la inversión en recursos: TIC con el acompañamiento y gestión del desarrollo de dispositivos para la aceleración de la transformación digital con 85.000 ordenadores para docentes; 300.000 para alumnado y 110.000 dotaciones de conectividad.

Nuevos estudios

Para este curso 2020-2021, se pone en marcha el nuevo instituto de Estudios Profesionales Acuícolas y Ambientales, en la Ràpita, así como el instituto escuela del Temple en Tortosa y la escuela de música de Ginestar (Ribera d’Ebre). También se incrementan de forma considerables los recursos para la escuela inclusiva y las aulas de acogida, que tendrán dieciocho dotaciones no docentes más.

Entre los nueve enseñanzas previstas de secundaria postobligatoria destacan el ciclo de grado superior de Dirección de Cocina, en el Instituto Dertosa; el de grado medio de vídeo, disc jockey y sonido, en el Instituto Sòl de Riu de Alcanar; el programa de formación en auxiliar de construcción, en el Instituto Manuel Sales y Ferré de Ulldecona; o el Bachillerato Internacional del Instituto Dertosa, en Tortosa.

El curso además se iniciará con las obras de rehabilitación y ampliación terminadas de los centros Sant Llàtzer de Tortosa, Lluís Viñas de Móra d’Ebre y Teresa Subirats de Mas de Barberans, que han supuesto una inversión de 2.229.092 euros, además de las 25 actuaciones de obras de reforma, ampliación, mejora y conservación con un presupuesto de 921.512 euros, de los cuales 450.000 han permitido la construcción de dos aulas en el nuevo instituto escuela Agustí Barberà d’Amposta, que arrancó el curso pasado.

Temas

Comentarios

Lea También