Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El municipio de Alcanar intenta recuperar la tranquilidad

El sector de la hostelería es el que se resiente más tras conocerse que el atentado de Barcelona se ‘cocinó’ en un chalé de la urbanización Montecarlo de Alcanar Platja

J.Joaquim Buj

Whatsapp
La playa de Les Cases d’Alcanar volvía a llenarse de bañistas ayer al mediodía, así como las terrazas situadas frente al mar. Foto: j. joaquim buj

La playa de Les Cases d’Alcanar volvía a llenarse de bañistas ayer al mediodía, así como las terrazas situadas frente al mar. Foto: j. joaquim buj

Los restauradores de Les Cases d’Alcanar están acusando la suspensión de las fiestas mayores del núcleo marinero del municipio, como consecuencia de la relación directa entre Alcanar, Barcelona y Ripoll con el atentado de las Ramblas que sacudió la Ciudad Condal el pasado jueves. 

«Ha habido muchas cenas anuladas y tenemos los congeladores llenos de género que no sabemos si lo vamos a poder servir», manifiesta el hostelero Marc Francisco. El sector teme que la afectación les haga perder volumen de negocio. 

En una de las terrazas del paseo marítimo, frente al puerto, Leonardo y Alicia tomaban ayer al mediodía un aperitivo, con su hija pequeña. Él es argentino y ella gallega, aunque residen en Sant Carles de la Ràpita, donde nació su hija. Leonardo destaca que «España es un país mucho más seguro que Argentina. Hay polícias suficientes, en general, aunque, en esta zona, haría falta más seguridad». Lo que más sorprende a Leonardo es «la juventud de los autores del atentado, es muy preocupante».

Alicia, que se desplaza a Tarragona cada día, notó los efectos del atentado en Cambrils aquella misma madrugada, porque bajó mucho la afluencia de tráfico. «La autopista iba prácticamente vacía en los alrededores de Tarragona», comentó. 

La pareja reconoce que «aún hemos tenido suerte, hay que lamentar las muertes, pero hubiera podido ser mucho peor, si hubieran hecho estallar en el centro de Barcelona todo el arsenal que tenían en el chalé de Alcanar».

La playa de les Cases y la contigua del Marjal ofrecían la imagen habitual de un sábado al mediodía. El Càmping Cases, que ayer celebró el 50 aniversario, ofrecía un aspecto inmejorable durante todo el día, con todas las mesas llenas tanto para almorzar como en la cena y fiesta para conmemorar la efeméride. Los cámpings Estanyet y Alfacs tampoco se han visto afectado por las cancelaciones ni el hotel rural Tancat de Codorniu.

Temas

  • Atentado terrorista en Barcelona
  • Alcanar

Comentarios

Lea También