Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Francesc Xavier Moliné: 'Esta victoria es un cambio brutal'

Entrevista al nuevo alcalde de Móra la Nova
Whatsapp
Francesc Moliné es el nuevo alcalde de Móra la Nova. Foto: Pere Ferré

Francesc Moliné es el nuevo alcalde de Móra la Nova. Foto: Pere Ferré

- ¿Qué significa la victoria de ERC para Móra la Nova?

- Después de 32 años con el mismo alcalde y 20 años de gobierno convergente, la victoria de ERC supone un cambio brutal para el municipio.

 

- ¿ Por qué cree que el cambio llega ahora?

- Creo que se dieron un conjunto de factores, que terminaron por desgastar a la ciudadanía. Móra la Nova era percibido como un pueblo con dos alcaldes. Daba la sensación de que el anterior alcalde y candidato de CiU no tenía autonomía suficiente para gobernar. Además de la concesión del tanatorio y una serie de promesas electorales incumplidas o cumplidas de forma descarada en el útimo momento.

 

- ¿Cómo evoluciona la concesión del tanatorio?

- Nosotros hemos sido muy beligerantes con este tema. La concesión se disputó entre dos empresas. La empresa que perdió la adjudicación ha demandado al Ayuntamiento y ahora estamos pendientes de los tribunales. Esperemos que acabe bien, porque esto puede tener unos costes desastrosos para la economía local.

 

- ¿Con qué intención entran en el Ayuntamiento?

- Con la voluntad de apagar fuegos. Queremos terminar con la fractura social que hay en Móra la Nova. Después de 32 años con el mismo alcalde se acaba por polarizar los que están en el gobierno y los que no.Y nuestra apuesta es terminar con esta fractura social que divide el pueblo.

 

- ¿ Qué efectos tiene la «fractura social» en la ciudadanía?

- Por ejemplo, había un miedo general a que con el cambio de gobierno hubiera modificaciones en el personal que trabaja en el Ayuntamiento. Se nos acusó que haríamos una ‘limpieza’ de personal, otra estrategia electoral, y no hemos despedido a nadie. El trabajo es un aspecto muy importante y no vamos a hacer ningún cambio.

 

- ¿Por qué el pacto con PSC?

- Desde el primer momento nosotros descartamos la opción de gobernar solos en un municipio tan pequeño. Hay mucho trabajo y se necesita gente con ganas de trabajar. El pacto con los socialistas fue fácil porque estamos muy alineados y llevamos mucho tiempo en la oposición. El cabeza de lista de CiU dijo que si no ganaba no quería gobernar.

 

- ¿Cuáles son sus prioridades?

- A Móra la Nova se nos concedió un institut-escola en 2011 pero solo de palabra. Se instalaron unos barracones en el patio de la escuela como solución temporal y aún están allí. La falta de espacios y la masificación del alumnado son los problemas principales. Buscamos un espacio adecuado para la construcción del nuevo edificio. Además tenemos que solucionar la cuestión del tanatorio, que supone un coste añadido. Llevamos unos 25.000 euros gastados en abogados.

 

- ¿ De qué ha tenido tiempo desde que ocupa la alcaldía?

- Nos hemos reunido con el delegado de Terres de l’Ebre para valorar la opción de reabrir el CAP para un servicio continuado de 8 a 20 horas durante los fines de semana. El servicio dejó de ofrecerse en octubre de 2011 a causa de los recortes. También hemos apaciguado un convenio colectivo con los trabajadores municipales, que se firmó tres días antes de las elecciones, con la intención de mejorar el clima laboral.

 

- ¿Qué dificultades hallará?

- El presupuesto. Siempre vamos a parar al mismo sitio. La construcción nos ha hecho mucho daño, sobre todo al inicio de la crisis, en 2007. Se llevaron a cabo políticas muy nefastas.

Temas

  • EBRE

Comentarios

Lea También