Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guardia Civil protege la nuclear de Ascó

La unidad se establece de forma permanente para neutralizar cualquier amenaza. En la central de Vandellòs II también se desplegará antes de fin de año, señalan fuentes del Ministerio del Interior

Diari de Tarragona

Whatsapp
La unidad se establece de forma permanente para neutralizar cualquier amenaza. FOTO: DT

La unidad se establece de forma permanente para neutralizar cualquier amenaza. FOTO: DT

La Unidad de Respuesta de la Guardia Civil destinada a reforzar la protección física de las centrales nucleares españolas inicia su servicio en la central nuclear Ascó (Ribera d'Ebre) desde hoy mismo.

El contingente tendrá una presencia permanente en la instalación para incrementar la protección física de la planta y ofrecer la suficiente capacidad de respuesta de acuerdo a la amenaza base de diseño de las centrales nucleares. Este contingente se suma a los efectivos que ya estaban en el interior de las centrales para regular los accesos.

Esta ampliación de fuerzas se basa en virtud de lo estipulado en el Real Decreto 1086/2015, que modifica el Real Decreto 1308/2011 sobre Protección física de las instalaciones y los materiales nucleares, y de las fuentes radiactivas.

La central de Trillo (Guadalajara) fue la primera instalación en acoger este servicio, como proyecto piloto en el año 2017, y se implantará en el resto de plantas durante este año 2019. Para la central nuclear Vandellòs II se prevé el despliegue antes de fin de año.

Las Unidades de Respuesta de la Guardia Civil se ubican permanentemente en el interior del emplazamiento para proporcionar una actuación adecuada en caso de materializarse cualquier acción prevista en la amenaza base de diseño y que pudiera afectar a la integridad de las instalaciones o pudiera suponer el riesgo de pérdida del control sobre los materiales nucleares y radiactivos presentes en el emplazamiento.

En este sentido, se entiende como respuesta adecuada la reacción de oposición a un ataque o intrusión con el objetivo de neutralizarlo o contenerlo para mitigar sus efectos.

Se trata de una unidad formada por personal de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, personal altamente cualificado y equipado con todos los medios necesarios para hacer frente a esta amenaza.

En la fase de preparación del despliegue de la Unidad de Respuesta, ANAV ha procedido a construir y adecuar infraestructuras que permitan su presencia permanente en ambos emplazamientos, así como a facilitar la adquisición de los recursos y materiales necesarios para el desempeño de esta protección.

Tanto la inversión inicial como los costes de mantenimiento del despliegue son sufragados por ANAV de acuerdo a la Ley General Tributaria (Ley 58/2003, de 17 de diciembre).

Los responsables de la Unidad de Respuesta han trabajado con los responsables de Seguridad Física de ANAV en la coordinación de los protocolos de actuación. A ello, se han añadido numerosas actividades de formación y coordinación.

El contingente de la Guardia Civil refuerza la seguridad de las instalaciones operadas por ANAV y se suma a todas las capacidades de protección establecidas para garantizar la seguridad física de las centrales nucleares Ascó y Vandellòs II, como parte inherente a la misión de operar las plantas de manera segura, fiable y a largo plazo.

Temas

Comentarios

Lea También