Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las angulas y anguilas del Delta son de Roset

La empresa radicada en Deltebre aumenta facturación y plantilla por el auge de la cocina de estos dos productos, muy apreciados en Asia

Andreu Caralt

Whatsapp
Imagen del despiece de una anguila. FOTO: Joan Revillas

Imagen del despiece de una anguila. FOTO: Joan Revillas

La familia Bonet cumple tres generaciones al frente de la empresa Angulas Roset, con sede en Deltebre, con una gama de productos consolidados y el reconocimiento como especialistas en el transporte en vivo, la transformación y la comercialización de la anguila, un pescado azul, y su alevín, la angula.

Roset —se llama así la empresa porqué su fundador era conocido por este mote— nació como un negocio de pescaderos, especializados en distribución de peces y mariscos del delta del Ebre. Enrique Bonet, el nieto y puntal del negocio, cuenta que dos años atrás decidieron dar un giro a su negocio y concentrar su actividad en la angula y la anguila, productos gourmet con las que ya trabajaban aunque su demanda comercial era entonces modesta. «Sin embargo en los últimos tiempos ha aumentado mucho su interés sobre todo gracias al auge de la cocina asiática, donde la anguila es muy apreciada, y al ‘boom’ de los grandes cocineros, que aman estos productos».

La angula alcanza precios muy altos. FOTO: Joan Revillas

Hoy, la empresa procesa unas 40 toneladas de anguila y entre 2.500 y 4.500 de angulas, en función de la temporada. 
La temporada de la angula empezó oficialmente el 1 de noviembre y se prolongará hasta el 20 de marzo. Viene muy marcada por las mareas y los ciclos lunares y sigue siendo artesanal (se realiza en total oscuridad y se coloca una trampa con una luz para atraer a las angulas). Cuenta la empresa que en otro países, como Francia, la pesca es más agresiva, se realiza en barco; pero, en Angulas Roset se sigue manteniendo esta tradición.

Esta temporada es, sin embargo, una de las más flojas que se recuerdan por la sequía, las altas temperaturas y la decisión de las autoridades de secar los arrozales para luchar contra el caracol manzana. Tan floja es que  el precio en lonja ha alcanzado un nuevo record, 600 euros al quilo.

Imagen de los viveros de Roset, con Enrique Bonet. FOTO: Joan Revillas

La angula es un producto premium, conocido en el Delta, y que ahora es elegido como alimento principal en las cocinas más reputadas de Catalunya.

Roset recibe la angula, y la anguila también, siempre viva de los pescadores que trabajan en el delta del Ebre, más de doscientos. Con ella ofrecen una angula elaborada, que es sacrificada con tabaco -la manera tradicional-, y cocida de forma artesanal con un punto de sal. «Servimos la angula por encargo, no la almacenamos. La tenemos en nuestros viveros y cuando llegan los pedidos la servimos y entregamos de forma inmediata». Un porcentaje se congela para disponer de producto toda la temporada y otros porcentaje se distribuye en vivo a países como Grecia, Dinamarca, Holanda o Italia para cría de anguila. La venta de angula elaborada ha crecido un 15 % y la de angula congelada, un 60 % a causa de la escasez del producto.

Roset dispone de una tienda en sus instalaciones de Deltebre. FOTO: Joan Revillas

El caso de la anguila, cuenta Bonet, es similar al del atún rojo. Un pescado conocido en el territorio, del que se aprovecha casi todo, alabado por la cocina asiáticas, y que ha entrado en las cocinas ‘top’. Las ventas en el último año han crecido un 16 por ciento. Roset ofrece anguila en múltiples formatos, desde el clásico ‘xapadillo’ -una elaboración típica del Delta- hasta el sofisticado Unagi Kabayaki, una elaboración japonesa de la anguila con una salsa de soja, saque, mirin y extractos de anguila.
Los planes de futuro de Roset pasan para invertir ampliar plantilla, invertir en maquinaria y  abrir nuevos mercados.

Temas

Comentarios

Lea También