Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los perros que casi matan a un hombre en Miravet habían atacado en dos ocasiones anteriores

El vecino de Pinell de Brai estuvo cuatro horas al quirófano tras recibir las mordeduras de esta jauria el sábado

Àngel Juanpere

Whatsapp
Fotograma de perros persiguiendo a un ciclista.

Fotograma de perros persiguiendo a un ciclista.

El vecino de Pinell de Brai que sigue ingresado en el Hospital Comarcal de Móra a causa de las heridas provocadas por una jauria de perros no ha sido la única víctima de estos ejemplares, propiedad de un vecino de Miravet.

Los otros dos casos se remontan a 2014 y 2015. En el primer caso, de abril, una decena de perros atacaron a un hombre que hacía ‘running’ por la carretera que une Miravet y Benifallet.

La víctima sufrió un mordisco en una pierna. Reconoció el propietario de los perros, el cual tocó una trompeta para que los perros lo dejaran, pero en ningún caso se preocupó por el estado de la víctima.

El segundo precedente, de enero del 2015, la jauria atacó a otro hombre mientras hacía deporte por el interior de su finca. La víctima fue mordida por los animales propiedad de un hombre que trabajaba en una finca vecina. La víctima fue atendida en el Hospital de Mora. El propietario de los perros tampoco se preocupó por el estado del herido.

En el caso del pasado sábado 10 de marzo, el hombre actuó con la misma pasividad hacia el ciclista herido. Argumentó en la comisaría de Mossos que pensaba que las heridas eran menos graves y justificó la despreocupación hacia el herido. El hombre, de 56 años, prestó declaración en calidad de investigado, acusado de los delitos de lesiones y omisión del deber de socorro.

El hermano salvó al ciclista

El vecino del Pinell de Brai herido por las mordeduras se encuentra recuperándose en el Hospital Comarcal de Mora -donde ha sido ya intervenido al menos en dos ocasiones de las graves heridas a las espaldas y extremidades- después de sufrir un brutal ataque por parte de cinco perros.

La víctima permaneció más de una hora desangrándose en medio de un camino de Miravet, hasta que finalmente pudo ser localizado por su hermano. Al llegar al centro hospitalario, no lo pudieron operar rápidamente porque tenía poca sangre al cuerpo.

El hombre herido es un vecino del Pinell de Brai de 41 años que el sábado salió a pasear con su bicicleta. Cogió el camino de las Flors, que comunica el mencionado casco urbano con Miravet pasando por el lado de los depósitos municipales de este último pueblo.

Se vio sorprendido por el ataque de cinco perros. Los animales lo mordieron a las piernas, a los brazos, al hombro, etc. Después de unos minutos, el propietario de los perros tocó una trompeta –de las que se usan a las cacerías porque los perros se replieguen– y marcharon del lugar, sin prestar auxilio a la víctima, que estaba echada en tierra perdiendo gran cantidad de sangre.

El ciclista llamó a su hermano porque lo viniera a recoger. Cómo que no facilitaba el lugar, no lo encontraba, por lo cual este último alertó la ambulancia. Pero el personal sanitario, como que no sabía exactamente el lugar, no se podía movilizar.

Finalmente, el hermano pudo localizar a la víctima, en medio de un gran charco de sangre. Lo subió a su coche y lo bajó hasta Miravet. Allí fue atendido por el personal de la ambulancia del SEM y evacuado a Móra d'Ebre.

 

Temas

Comentarios

Lea También