Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un cura de Tortosa investiga los abusos sexuales en el seno de la Iglesia de Chile

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, destaca el papel del padre Jordi Bertomeu al escuchar y "acoger" las víctimas del país suramericano

ACN

Whatsapp
Jordi Bertomeu, en una foto reciente en el Vaticano. FOTO: ACN

Jordi Bertomeu, en una foto reciente en el Vaticano. FOTO: ACN

El vicario judicial del Obispado de Tortosa, padre Jordi Bertomeu, fue nombrado por el Papa Francisco Prelado de Honor, a finales del mes de abril.

Se trata de un título honorífico meritorio que Bertomeu habría recibido por su tarea en la investigación de los casos de abusos sexuales y encubrimiento del caso Karadima, en Chile, en el que está teniendo un papel destacado.

Cómo detalla la prensa internacional, el cura tortosino fue uno de los encargados, el pasado mes de febrero, junto con monseñor Charles Scicluna, arzobispo de Malta, de escuchar el testimonio de 64 personas y entregar al Santo Padre un informe sobre el caso, de más de 2.300 páginas.

El arzobispo de Tarragona, monseñor Jaume Pujol ha destacado "la acogida" que ha ofrecido el padre Bertomeu a las víctimas así como el trabajo encomendado por el Papa porque "este tema no quede escondido". Medios chilenos e italianos anunciaban, este miércoles, el regreso inmediato de Bertomeu al país latinoamericano sin que hayan trascendido los motivos.

El arzobispo de Tarragona, monseñor Jaume Pujol, ha valorado muy positivamente el trabajo del padre Bertomeu en los casos Barros y Karadima, de abusos, pedofília y encubrimiento. "Se ha trabajado en todo aquello que suponga encontrar la verdad", ha apuntado monseñor Jaume Pujol.

"El Santo Padre quiere que lógicamente este tema no quede escondido y que si ha habido algo, que a las víctimas se las pueda acoger cómo ha hecho él –padre Bertomeu-", ha apuntado.  "El Papa se ha preocupado de hacer este gesto tan difícil de convocar a todos las obispos. La Iglesia es el lugar donde se ha cuidado de todo esto y desde hace años se está trabajando en este tema. Los padres pueden estar tranquilos que los hijos vayan a catequesis y a todos los lugares y tengan una experiencia tan buena", ha añadido el arzobispo de Tarragona.

Pieza clave del caso en Chile

Según algunos medios de comunicación chilenos e italianos, el padre Jordi Bertomeu está a punto de volver a Chile para continuar con su tarea de acogida e investigación sobre el caso de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica chilena y el presunto encubrimiento por parte de decenas de obispos.

De hecho, sigue pendiente de resolver la renuncia que pusieron a disposición del Papa Francisco todos los obispos chilenos. El nuevo viaje de padre Bertomeu, se interpreta como un paso adelante para conocer alguna de las muchas decisiones que se espera que tome el Vaticano por "la curación, rehabilitación y la reactivación de la Iglesia chilena".

Bertomeu nació en Tortosa en 1968. Después de estudiar Derecho en la Universitat de Barcelona (UB), estudió Teología en el Seminario de Tortosa. Es presbítero desde 1995 y doctor en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana de Roma. Ocupa el cargo de vicario judicial del Obispado de Tortosa desde 2002.

Temas

Comentarios

Lea También