La plaga que azota el Ebre y está acabando con muchas especies autóctonas

Actualmente, la jaiba está presente en todos los sistemas acuáticos del Delta de l'Ebre, sus dos bahías, las aguas marinas circundantes y a lo largo del curso del río Ebre

| Actualizado a 03 marzo 2022 11:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un trabajo liderado por la Estación Biológica de Doñana-CSIC y el Parc Natural del Delta de l'Ebre ha confirmado que la expansión y el aumento de abundancia de la jaiba azul en el Delta del Ebre ha producido declives rápidos y severos de muchas especies, incluyendo algunas en peligro de extinción.

La jaiba azul (Callinectes sapidus), un cangrejo nativo del Atlántico occidental, ha estado presente en Europa desde principios del siglo XX; durante más de cien años no se le consideró un problema ambiental especialmente serio, pero en las últimas décadas se ha expandido de forma explosiva por Europa y el norte de África, ha informado la EBD-CSIC en una nota.

El equipo recopiló datos sobre la presencia de la jaiba azul en el Delta de l'Ebre y estudió también información sobre su abundancia y la de otras especies a lo largo de al menos una década: "Todos estos análisis permitieron evaluar posibles impactos de la jaiba sobre diferentes especies de peces y crustáceos", ha explicado Miguel Clavero, investigador de la EBD-CSIC.

La jaiba azul fue detectada en 2012 en La Tancada, una de las grandes lagunas del Delta de l'Ebre y cinco años después, alrededor de 2017, inició una rápida expansión y su abundancia comenzó a aumentar exponencialmente, un proceso que parece haberse ralentizado a partir de 2020. Actualmente, la jaiba está presente en todos los sistemas acuáticos del Delta de l'Ebre, sus dos bahías, las aguas marinas circundantes y a lo largo del curso del río Ebre.

"La irrupción de la jaiba ha llevado aparejada importantes declives de diferentes especies, incluyendo algunas en peligro de extinción a nivel global, como el fartet y la anguila", ha señalado Clavero.

La abundancia de fartet (Aphanius Iberus) ha ido mermando a la vez que aumentaba la de la jaiba, hasta que en 2020 llegó a los valores mínimos de toda la serie de datos. En mínimos históricos se encuentra también la anguila (Anguilla anguilla), una especie que arrastraba ya un fuerte declive histórico y cuya abundancia en el Delta de l'Ebre ha mermado drásticamente desde la llegada de la jaiba.

El impacto negativo de la nueva invasión ha sido notorio sobre otras especies de peces. Pero el declive más notorio ha sido el del cangrejo verde (Carcinus aestuarii), que hasta la llegada de la jaiba azul era el cangrejo dominante en las aguas marinas y salobres del Delta de l'Ebre: La jaiba azul se ha convertido en una especie clave en el Delta de l'Ebre y ha modificado de forma rápida y severa las características de las comunidades acuáticas. Es más que probable que impactos como los descritos en el trabajo estén afectando a especies que no han sido objeto de estudio, incluyendo peces y moluscos amenazados y con interés comercial.

Asímismo es también predecible que la jaiba azul tenga un importante papel transformador en otros humedales costeros ibéricos, como la Albufera de Valencia, el bajo Guadalquivir o la Ría Formosa, por lo que se necesitará seguir investigando para cuantificar el impacto de esta especie y encontrar herramientas para prevenir o mitigar su potencial invasor. 

Comentarios
Multimedia Diari