Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Finanzas

BBVA inaugura una nueva oficina en la Rambla Nova de Tarragona

El banco se consolida como uno de los líderes en innovación del sector financiero, con unas instalaciones adaptadas a las necesidades del cliente para mejorar su experiencia

JOSEP TOMÀS

Whatsapp
De izquierda a derecha, Julio Olmeda, director del Centre de Banca de Clients, Xavier Llinares, director Territorial del BBVA Catalunya y Daniel Gómez, director de Zona de Tarragona.  FOTO: PERE FERRÉ

De izquierda a derecha, Julio Olmeda, director del Centre de Banca de Clients, Xavier Llinares, director Territorial del BBVA Catalunya y Daniel Gómez, director de Zona de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

BBVA inauguró ayer una nueva oficina en la Rambla Nova de Tarragona. Se trata de la segunda de estas características en la demarcación, después de la que inauguró recientemente en Reus. Xavier Llinares, Director Territorial de BBVA en Catalunya, explicó que estas nuevas instalaciones responden a «una evolución de lo que llevamos haciendo durante los últimos diez años» y defendió que la sociedad les ha dado «la razón» con la apuesta que hicieron en 2009 por la digitalización progresiva de sus servicios.

Dado que las relaciones cliente-empresa han cambiado radicalmente en la última década, dar al usuario la capacidad «de decidir cómo se quiere relacionar» con el banco es fundamental.

Considerándose a sí mismos con una «ventaja comparativa» frente a sus competidores en su trato con los clientes, entienden que «la oficina es necesaria cuando la operación financiera requiere un valor añadido». En su caso, en forma de asesoramiento en productos financieros de cierta complejidad, ya que el cliente medio realiza «gran parte de las transacciones vía online».

A pesar de las innovaciones aplicadas en el campo práctico, Llinares aseguró que éstas se realizan «sin excluir a nadie», en referencia a la gente que sigue realizando sus operaciones financieras de forma convencional, ya que la oficina también cuenta con el asesoramiento tradicional.

En el aspecto visual, destacan la luminosidad y la «transparencia» de esta nueva oficina, ya que consideran que estas características son elementos fundamentales de la imagen de la corporación financiera.

Al entrar en la oficina te recibe lo que ellos llaman ‘Gestor de Bienvenidas’, una persona que se dedica a recibir al cliente y, según sus demandas, lo dirige hasta el lugar adecuado en la oficina para él.

La atención al cliente que se lleva a cabo en la oficina se basa en los principios de la «atención diferenciada», en palabras de Xavier Llinares. Es decir, adaptada a las necesidades de cada uno de sus clientes.

En la planta superior de la oficina, sin acceso al público, se encuentra el personal dedicado a las diferentes funciones de gestión financiera del banco. Estas oficinas aplican metodologías agile y evitan barraras físicas que impidan la comunicación entre trabajadores, así como la transferencia de información.

Con treinta trabajadores, esta nueva oficina de la Rambla Nova de Tarragona sigue la tendencia en el sector financiero de concentrar recursos en grandes espacios, para adaptarse a estas nuevas metodologías de trabajo y relación con el cliente, en un contexto de reducción generalizada de las plantillas.

Temas

Comentarios

Lea También