Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Macroeconomía

Bruselas dice que vincular las pensiones al IPC «perjudica a los jóvenes»

Según la Comisión Europea, sin ingresos complementarios que amortigüen, como la subida de impuestos, incluso del IVA, sería inviable para la economía

SALVADOR ARROYO

Whatsapp
La Comisión Europea recela de las promesas electorales de PSOE y Unidas Podemos.FOTO: EFE

La Comisión Europea recela de las promesas electorales de PSOE y Unidas Podemos.FOTO: EFE

A Bruselas no le cuadra. Y lo expone negro sobre blanco. Las reformas estrella que anuncia el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos en materia de pensiones y laboral le generan dudas por el impacto que tendrían en el empleo, el crecimiento económico y la propia consistencia de las cuentas públicas.

Así lo recoge el denso informe que desveló ayer la Comisión Europea sobre el estado de salud de la economía de un país, que mantiene como Talón de Aquiles «la combinación de vulnerabilidades vinculadas a la alta deuda privada, gubernamental y externa»; el 95,5% del PIB el pasado año, «tozudamente alta», se remarca, y que no se está corrigiendo al ritmo deseado.

El documento, de 116 páginas (el ‘Paquete de Invierno del Semestre Europeo’, como se le conoce aquí) alerta de la intención del Ejecutivo de seguir alineando las pensiones al IPC y disociar los niveles del subsidio de los cambios en la esperanza de vida. Y todo sin acompañarlo de «medidas compensatorias adecuadas». Los expertos entienden que esa promesa electoral «aumentaría significativamente el gasto en pensiones a medio y largo plazo y empeoraría la equidad intergeneracional».

Algo que se produce, añaden los servicios de la Comisión, «en un contexto donde se espera que la adecuación futura de estas prestaciones sea, en promedio, superior a la de la UE, y (en un país) en el que la pobreza afecta principalmente a los grupos de edad más jóvenes, incluidos los niños».

Sin ingresos complementarios que amortigüen (lease subida de impuestos, incluso del IVA) sería inviable para la economía soportar el volumen de gasto que se le viene encima. Bruselas lanza sus propios cálculos: vincular las pensiones al IPC disparará «alrededor del 4% del PIB» el desembolso en 2050. Y a ello habría que añadir una losa del 0,7% al posponerse el factor de sostenibilidad. Dicho de otro modo, se corre el riesgo de beneficiar a los preceptores de hoy en detrimento de las futuras generaciones.

Y es aquí donde llega el golpe a la línea de flotación: la «equidad intergeneracional». Siguen fallando los mimbres. Porque no solo el nivel de desempleo actual es aún muy elevado (del 13,8%, aunque se espera que caiga al 12,8% en 2021), sino que al mercado laboral le falta estabilidad y la brecha salarial es acusada.

Temas

Comentarios

Lea También