Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Economía Trabajar en vacaciones

Claves para sobrevivir a la oficina en la piscina

El mejor consejo, y seguramente el único posible, es desconectar del trabajo en vacaciones; pero... ¿qué pasa si estamos obligados a seguir pendientes de nuestro correo electrónico o del móvil?

Jordi Santigosa

Whatsapp
Trabajo durante las vacaciones

Trabajo durante las vacaciones

Es evidente que, si estás de vacaciones, lo ideal es no tener que trabajar. Pero lograr desconectar no siempre es posible. Especialmente en el caso de los autónomos, de los empresarios que trabajan para sí mismos e incluso de algunos altos cargos, esta desconexión no es posible.

Aunque es verdad que si uno mismo no es capaz de desconectar ni en sus propias vacaciones tiene un problema, ya que al volver de éstas, se sentirá como si no hubiera disfrutado de un período de desconexión, también lo es que no siempre es tan sencillo.

En el caso en que sea totalmente imposible desconectar al 100% y haya una imperiosa necesidad, debemos saber qué hacer para que nuestro trabajo sea lo más eficiente posible, además de aprender a compaginarlo con el ocio de nuestras vacaciones. Para tratar de poner orden y obtener una lista de pasos a seguir en este caso, hemos hablado con Eva Rimbau, profesora de los estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en Recursos Humanos.

El primer consejo que tiene Eva Rimbau (y, en realidad, el único que deberíamos seguir) es que debemos desconectar y no trabajar durante las vacaciones. Pero si no queda otro remedio, al menos hagámoslo de la forma más eficiente posible, por y  para nosotros.

1. Limitar el tiempo
Es necesario realizar una planificación para el día siguiente e incluso para toda la semana. Decidir una franja horaria y cumplirla, porque en definitiva estás de vacaciones y tienes derecho a disfrutarlas.

2. Autodisciplina
Contención en el tiempo (ligado al punto anterior) y también en el esfuerzo. Debe cumplirse el horario marcado previamente y dedicar la mayor parte del tiempo a descansar. Además, hemos de  seleccionar lo realmente importante y urgente a realizar.

3. Avisar a tu empresa
Tal vez el punto de mayor importancia. Tu empresa debe saber que estás de vacaciones. No pueden seguir solicitando tu ayuda como en el día a día, por eso debes notificar y dejar claro que no estarás disponible si no es una urgencia. 

4. Avisar a tus contactos
Similar al punto anterior, pero en este caso no se limita a tus compañeros de trabajo. Puedes acompañar tu correo de un aviso de no disponibilidad que te ayudará a hacer difusión de tus vacaciones y te aportará más tranquilidad (menos trabajo). 

5. Cuándo y cómo
Es complicado hablar de este punto, ya que es muy subjetivo, pero probablemente lo más eficiente sea realizarlo en un momento separado del ocio y en  una situación de soledad. De esta forma facilitas una mayor concentración.

Temas

Comentarios

Lea También