Comercio y hostelería piden 12.500 millones en ayudas directas para sobrevivir

Las principales asociaciones de ambos sectores se unen como forma de presión al Gobierno y reclaman que las ayudas sean ingresos en cuenta, como ocurre en Alemania
 

Colpisa

Whatsapp
Imagen de una concentración para pedir ayudas para la hostelería en Alicante. EFE

Imagen de una concentración para pedir ayudas para la hostelería en Alicante. EFE

Los sectores del comercio y la hostelería han perdido durante el año de pandemia 82.000 millones de euros en facturación, lo que ha llevado al cierre de 148.000 establecimientos y la destrucción de medio millón de puestos de trabajo. Esas son las cifras hasta ahora, pero seguirán empeorando por la contracción del consumo privado por las restricciones y cierres de actividad decretados en todas las comunidades autónomas.

Por ello, las principales asociaciones de ambos sectores se han unido en la Alianza de Comercio y Hostelería de España con el objetivo de presionar al Gobierno para tomar "medidas urgentes" sin las cuales va a ser muy difícil que esta parte de la economía -que representa el 19,2% del PIB nacional y el 17% del empleo- sobreviva a la pandemia. Una de las medidas más reiteradas por este colectivo son la necesidad de "ayudas compensatorias directas y urgentes", señaló la secretaria general de Marcas de Restauración, Paula Nevado.            

Desde la alianza reconocen que el Gobierno las ha anunciado, pero se han ido retrasando y no saben en qué momento se comenzarán a dar. Sus cálculos les llevan a solicitar 12.500 millones de euros al Estado en forma de ingresos en cuenta, como ocurre en Alemania. De ellos, unos 8.500 iría destinado a las empresas hosteleras y 4.000 millones al comercio.

Esta organización, en la que están presentes asociaciones como Acotex, Anceco, la CEC y Hostelería de España, reclama al Gobierno la constitución urgente de una mesa de trabajo para consensuar las medidas que se deben adoptar "para salvar a unos sectores que aportan la quinta parte del PIB del país". Entre las propuestas presentadas en rueda de prensa virtual destacan el incremento del periodo de carencia de los créditos ICO en doce meses, la prolongación de los ERTE hasta el 31 de diciembre de 2021, la posibilidad de flexibilizar plantilla, la reducción temporal del IVA para potenciar el consumo o las exenciones de impuestos como el IBI o la tasa de basuras.

"La situación es extremandamente grave y solicitamos una reacción urgente. Somos parte de la solución y todo pasa por regular y coordinar cómo vamos a desescalar esta tercera ola. Apelamos a la sensibilidad del Gobierno", señaló Nevado. Y aunque "prácticamente la totalidad" de las comunidades autónomas ya han dado algún tipo de ayuda directa a estos sectores, la portavoz del sector de la hostelería lamentó que llegan "con cuentagotas" y que son cantidades "irrisorias" comparadas con las pérdidas que sufren ambos sectores desde hace un año.            

"Nos estamos jugando el futuro, si la hostelería y el comercio funciona, España va a funcionar. Llamamos a la inmediatez en la escucha, porque el no tomar medidas está provocando la muerte de muchas compañías y la pérdida de muchos empleos", señaló el secretario general de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (Fece), Carlos Moreno.

Por ello, el sector del comercio está estudiando y no descarta la posibilidad de interponer demandas colectivas contra el Gobierno y las comunidades autónomas por las pérdidas ocasionadas por la crisis sanitaria, como ya está haciendo la hostelería. "En los próximos días podría haber novedades en cuanto a estas demandas porque la situación del sector es dramática", apuntó Moreno.

Según sus cálculos, las empresas que están en una peor situación son las ubicadas en las comunidades donde el turismo tiene un mayor peso en la economía, como Baleares, Canarias y las zonas costeras de la Península, pero en general la situación "es dramática". Nevado argumenta que la "descoordinación y falta de coherencia" entre las medidas adoptadas por cada comunidad desde hace un año genera una "tremenda confusión en los ciudadanos", lo que supone la "parálisis" del consumo.
 

Temas

Comentarios

Lea También