Economía Automoción

El Gobierno reclama a Nissan que aplace el cierre a diciembre de 2021

El objetivo es que la fabricante japonesa dé más tiempo para buscar nuevos proyectos industriales para las plantas catalanas, e incluso participe en ellos

EFE

Whatsapp
Protesta de los trabajadores de Nissan en Montcada, el 10 de julio. Foto: Marta Pérez / Efe

Protesta de los trabajadores de Nissan en Montcada, el 10 de julio. Foto: Marta Pérez / Efe

El Gobierno español pidió ayer a Nissan que aplace al menos hasta diciembre de 2021 el cierre de las fábricas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, con el objetivo de dar más tiempo para buscar nuevos proyectos industriales que permitan mantener la actividad y el empleo en estas plantas.

La dirección de Nissan y el comité de empresa mantuvieron ayer una reunión telemática con responsables del Ministerio de Industria y de la Conselleria d’Empresa para abordar el cierre de los tres centros de la automovilística en Barcelona, previsto inicialmente para diciembre de 2020.

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, que participó en la reunión, explicó a Efe que el Gobierno español está plenamente dispuesto a participar en la creación de una mesa de trabajo para el estudio de posibles opciones de reindustrialización de las plantas de Nissan en Catalunya, tal como reclaman los sindicatos.

De hecho, dijo Raúl Blanco, desde el Ministerio de Industria hace ya tiempo que se trabaja, junto con la Conselleria d’Empresa y otros agentes económicos, en la búsqueda de nuevos proyectos que permitan suplir la marcha de Nissan y liderar la transformación del sector de la automoción desde Barcelona.

Pero para ello, precisó, «se necesita tiempo suficiente», por lo que el Gobierno plantea a la dirección de Nissan que aplace a diciembre de 2021 el cierre.

Salida digna

«Llevamos meses trabajando en la reindustrialización de las plantas, pero sería necesario que la empresa nos diera un calendario razonable, que como mínimo el cierre fuera en diciembre de 2021», indicó el secretario general de Industria.

Raúl Blanco también emplazó a la multinacional japonesa a participar activamente en la búsqueda de esos nuevos proyectos, facilitando la incorporación a la misma de sus actuales trabajadores y la adaptación de sus proveedores.

«Le pedimos que, por responsabilidad con el territorio y con los trabajadores, se implique, que sea una parte activa en la inversión, en la que podría participar incluso financieramente», argumentó Raúl Blanco. «Cuarenta años de Nissan en Barcelona merecen una salida digna», subrayó.

La dirección y los sindicatos de Nissan mantuvieron ayer la última de las reuniones del periodo de consultas para intentar llegar a un acuerdo por el cierre de la fábrica, aunque por ahora las posiciones de todas las partes se mantienen alejadas. Raúl Blanco confía en que las partes prorroguen las negociaciones y sigan hablando las próximas semanas.

La empresa ha puesto sobre la mesa la posibilidad de aplazar a junio de 2021 o más allá el cierre de Barcelona, todo ello condicionado a que los trabajadores aparquen la huelga, vuelvan al trabajo y se reanude la producción. La plantilla insiste en que no negociará nada mientras la empresa no retire el ERE a los 2.525 empleados.

Nissan no produjo ningún vehículo en España en junio y acumula una caída del 72,8% en lo que va de año, con 10.739 unidades ensambladas en territorio nacional, según datos de la firma japonesa recogidos por Europa Press.

Temas

Comentarios

Lea También