Más de Economía

El salto de Ous Roig a la producción ecológica

La empresa ha adquirido unas nuevas instalaciones en La Galera (Montsià) con capacidad para 36.000 gallinas, cosa que les permite producir un millón de huevos al mes y convertirse así en la granja ecológica más grande de Catalunya

Maria Noche

Whatsapp
En Ous Roig las gallinas pueden salir al exterior siempre que quieran. La imagen es de la granja de La Galera. FOTO: Joan Revillas

En Ous Roig las gallinas pueden salir al exterior siempre que quieran. La imagen es de la granja de La Galera. FOTO: Joan Revillas

Ous Roig se estrena en el sector ecológico y lo hace con nuevas instalaciones en la zona de La Galera (Montsià, Terres de l’Ebre). Con 36.000 gallinas, esta granja se convierte en la más grande de Catalunya y una de las mayores de España, produciendo un millón de huevos ecológicos al mes. De esta forma,  concentran en huevos ecológicos más de un 35% de la puesta de todo el territorio catalán.

La empresa Ous Roig fue creada a finales de los años 70 por Agustí Roig y sus primeras instalaciones se ubican en el término de Tortosa, donde todavía está la parte principal de la empresa con la sala de clasificación y las granjas anexas, que reúnen un total de 350.000 gallinas. Una empresa que ha crecido, se ha desarrollado y ha despuntado en el sector. Ahora, con el paso del tiempo y el creciente interés del consumidor por los productos alimentarios ecológicos, Ous Roig decide hacer una nueva apuesta y con ella se vuelve a posicionar al frente de un nuevo mercado, un mercado deficiente todavía en Catalunya, el ecológico. La diferencia principal respecto al resto de su producción consiste en que las gallinas ecológicas se alimentan con comida también ecológica, por lo que el coste es mayor. Aun así, es un tipo de producción que se está poniendo muy de moda últimamente. 

Volviendo a los puntales de la empresa, su primera apuesta radical fue en el año 2012, cuando cambiaron totalmente el método de cría de las gallinas y pasaron de criar a los animales en jaulas a tenerles en libertad.Desde 2012 en Ous Roig producen huevos nº2 Plus Free. El modelo nº2 significa la cría de gallinas en el suelo, lo que indica que viven en una nave abierta, sin jaulas, y con un espacio de metro cuadrado por cada 12 gallinas. De esta forma, Ous Roig adapta el nº2 y le añade un ‘plus’, que implica abrir un patio exterior para que los animales puedan salir cuando quieran, creando de esta forma su lema: ‘gallinas felices’.

«Que no sea obligatorio, no implica que esté prohibido. Nosotros teníamos claro que era un punto inexcusable dentro de la producción, el darles a las gallinas la opción de salir al exterior. Aunque luego muchas no salgan, deben tener esta opción», explica Agustí Roig hijo, quien está ahora al frente de la empresa.

Agustí Roig (hijo) en la sala de clasificación ubicada en sus primeras instalaciones, en Tortosa. Foto: Joan Revillas

Este es el principal método de producción de Ous Roig, uniendo así el bienestar del animal con la sostenibilidad del entorno. La cría de las gallinas camperas es muy similar a la de las gallinas en el suelo, con la diferencia de que las camperas tienen 4m2 por animal. «Creemos que son extensiones de terreno que la gallina nunca utilizará, por tanto, pensamos que no hace falta ocupar más espacio natural ni contaminar más, cuando no es necesario. Pensamos que hay sistemas más sostenibles para poder obtener esta producción, con el bienestar del animal y con la sostenibilidad del entorno», destaca Roig. Aunque ofrecen este método para aquellos clientes que así lo desean.

Desde la marca Ous Roig, la producción es totalmente alternativa, es decir, la cría de los animales es sin jaula. Así se hizo desde 2012, y desde entonces sus instalaciones están preparadas para este tipo de crianza. Aun así, se mantuvieron en parte de la producción en jaulas para aquellos clientes que así se lo pedían. Actualmente, la producción de la marca es 100% alternativa nº2 Plus Free, y la producción para otros clientes está sobre el 60% de alternativo (25% en el suelo, 25% campera y 10% ecológica); y un 40% en jaulas.

Estos porcentajes han ido cambiado con el paso de los años, y cada vez aumenta más la demanda por parte de los clientes de una cría alternativa. En este caso, Ous Roig, a diferencia de muchos otros productores del país, están preparados para hacer el cambio. «A nuestros clientes les decimos desde 2012 que estamos preparados para cuando quieran hacer el cambio, el salto a la cría alternativa, porque nosotros ya estamos listos. A  partir de ese momento ya es decisión suya, aun así, desde Ous Roig priorizamos siempre la cría alternativa», remarca Roig.

Desde 2012 el reto en Ous Roig ha sido en todo momento informar al consumidor de cómo hacían realmente las cosas desde la empresa, de las diferentes opciones que existen y de cómo es cada una. «El problema que hay en España es que el consumidor no está informado; los productores, en lugar de dedicarse a informar a los compradores han intentado siempre llevarlos a su terreno. Nosotros lo que intentamos es mostrarles cómo hacemos realmente las cosas», revela Roig. Entre sus retos de futuro sigue presente el de hacer ver a los consumidores la importancia de esta producción sostenible con el entorno y respetuosa con los animales. 

De esta forma, en 2012 la empresa dio un salto importante, evolucionando tecnológicamente pero volviendo un poco al trabajo tradicional de granjero. Para tener a las gallinas en libertad, es importante enseñarles desde pequeñas a poner en el sitio que toca. Desde Ous Roig compran los pollitos de un día, entonces empieza la fase de recría, que dura unas 17-18 semanas, donde es muy importante vacunar a los animales para evitar futuras enfermedades que afecten a las puestas.

En sus instalaciones se diferencian las cintas de trabajo de la marca Ous Roig del resto. FOTO: Joan Revillas

Durante este tiempo, desde el momento en que empiezan a crecer, se les enseña a ir a dormir al lugar donde posteriormente harán la puesta. De esta forma, desde las 17 semanas hasta las 80, aproximadamente, que están en las granjas, las gallinas están en libertad por la nave y con opción de salir a un patio exterior, pero vuelven siempre al mismo lugar a la hora de la puesta. Desde Ous Roig salen diariamente 800.000 huevos, con una producción anual de 23 millones de docenas y una facturación de 27-28 millones de euros.

Del total de producción, un 40% pertenece exclusivamente a la marca, y el 60% restante corresponde a otras marcas y a la parte industrial (aquellos huevos sucios o con alguna tara, se utilizan para cocinas u otros aspectos de la industria, pero no se venden directamente al consumidor). Cuando se habla de otras marcas se hace referencia a clientes como los supermercados Bon Preu o Condis, a  los cuales se les produce para su propia marca, también para la marca Gourmet o otros clientes como El Corte Inglés y Alcampo, entre muchos otros

Mercado catalán
El 80% del mercado de Ous Roig se extiende en Catalunya, y el 20% restante entre otros puntos de España. Aun así, su principal mercado está en Catalunya, donde abarcan el 30% del retail total.

Ampliando instalaciones
Ous Roig empezó con sus instalaciones en Tortosa, y se extendió luego a unas granjas en Horta de Sant Joan, con una producción 100% campera; en Aldover, con cuatro naves de recría y ocho de puesta; y ahora en La Galera, con la producción ecológica.

1.200.000 gallinas
130 trabajadores conforman la plantilla de Ous Roig, con una producción totalmente integrada y trabajando constantemente con unas 1.200.000 gallinas. 

Desmontando mitos
Estudios actuales demuestran que comer un huevo al día es recomendable (si no se tienen problemas de salud), desmontando así el mito de que comer huevos habitualmente es malo. 

Temas

Comentarios

Lea También