El sector de la química producirá un 5% más este año, el doble de lo previsto

El impacto de los costes energéticos es ahora una de las preocupaciones
de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique)

EFE

Whatsapp
Panorámica general del complejo químico de Tarragona. 
FOTO: AEQT

Panorámica general del complejo químico de Tarragona. 
FOTO: AEQT

El sector químico español prevé cerrar 2021 con un incremento de producción del 5%, el doble de sus estimaciones iniciales, gracias al empuje de la industria, aunque teme el impacto de los costes energéticos, según explicó el director general de la patronal Feique, Juan A. Labat.

La intensa recuperación que están experimentando muchos sectores ha hecho mejorar las perspectivas anunciadas en mayo por el sector químico, que en 2020 fue ya el que mejor capeó la pandemia al registrar un decrecimiento del 0,4% frente, por ejemplo, la caída del 10,1% de la industria manufacturera.

Teniendo como base el crecimiento previsto para 2021, del 2,4% de la producción (que pasará al 5%), y el 10,2% de la exportación, Feique auguró entonces un incremento de la cifra de negocios del 7,1%, hasta alcanzar un resultado récord de 69.100 millones de euros.

«La recuperación ha sido más rápida de lo que esperábamos. Acabaremos el año con el 5% de incremento de la producción, el doble de lo que preveíamos. Nos preocupa mucho, sin embargo, la cuestión eléctrica y del gas», destacó el representante de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique). Labat subrayó que la escalada del precio de la electricidad «está alertando a muchas empresas» del sector, dado que su dependencia del precio mayorista llega al 90% «y eso te saca del mercado».

Pese a admitir que el problema afecta a toda Europa, señaló que la industria española pierde competitividad especialmente en relación con China y Estados Unidos. «Ahora resistimos bien por la alta demanda internacional, pero cuando se regularice, ya veremos», indicó.

El precio eléctrico es uno de los factores que más peso tiene sobre la competitividad del sector químico, que ve debilidades tanto en el mercado mayorista, como en los costes regulados y los mecanismos de compensación.

Labat reclama, además, que se prohíba la entrada «de especuladores» en el mercado mayorista ante el impacto «terrible» que tiene este grupo en el precio de la electricidad. «Hacen falta medidas para prohibir la entrada de los especuladores. Si no eres productor, no deberías poder entrar», apunta.

El director general de Feique advierte que la industria, en el futuro, puede terminar por «salirse del mercado mayorista» y optar por generar su propia energía o firmar contratos bilaterales porque el mercado generalista «ahora es un mercado de negros».

«La industria básica, que es la que queremos recuperar para no quedarnos sin mascarillas o sin acero para fabricar bombonas de oxígeno y la que garantiza buenos sueldos y empleo, precisa que no sea tan caro producir, porque podría decidir irse», señaló.

Temas

Comentarios

Lea También