Economía Turismo

En junio únicamente llegaron 200.000 turistas extranjeros, un 97,7% menos

«La reducción del riesgo en los destinos tiene que ser un objetivo estratégico», afirma la URV

EDURNE MARTÍNEZ/REDACCIÓN

Whatsapp
Según el catedrático de la URV Juan Antonio Duro, la demanda turís-tica interna en Tarragona fue la más baja de Catalunya. FOTO: ALBA MARINÉ

Según el catedrático de la URV Juan Antonio Duro, la demanda turís-tica interna en Tarragona fue la más baja de Catalunya. FOTO: ALBA MARINÉ

El pasado 21 de junio finalizó el estado de alarma y las fronteras se abrieron al turismo nacional e internacional, sobre todo europeo. Después de tres meses de confinamiento, hoteles y restaurantes pudieron volver a abrir, aunque sabían que no tendrían los ingresos del año anterior, cuando llegaron a España casi 84 millones de turistas extranjeros.

Sin embargo, la llegada de visitantes no fue la esperada. La entrada de turistas extranjeros en España descendió un 97,7% hasta sumar solo 204.926 personas en junio, según los datos difundidos este lunes por el INE, frente a los 8,8 millones del año pasado. Como consecuencia, el gasto también se desplomó un 98,6% en comparación con el mismo mes del año pasado, hasta solo ingresar 133 millones de euros frente a los 9.696 millones de 2019.

Aún así, los datos son ligeramente más positivos que los de abril y mayo, cuando la clausura total del turismo provocó caídas históricas del 100% en estas encuestas del INE. En marzo, cuando la crisis del coronavirus estalló en Europa, la llegada de turistas cayó un 64% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en febrero había subido un 1%.

Francia es el principal país emisor de turistas, ya que tres de cada diez visitantes proceden del país vecino. Aún así, supone un desplome del 93% respecto a junio del año pasado ya que llegaron menos de 65.000 franceses. Le sigue Alemania, con 33.700 personas, lo que supone un descenso aún mayor, del 97,4% respecto a las cifras de junio de 2019. Lo mismo ocurre con Países Bajos, con solo 12.300 llegadas, un 97% menos.

Pero los desplomes más importantes se dieron entre los visitantes británicos y de países nórdicos. Los turistas de Reino Unido, históricamente principal país emisor, solo sumaron 8.400 visitantes, un 99,6% menos que el año pasado. Por su parte, desde los países nórdicos llegaron menos de 4.000 personas, un 99,2% menos que en junio de 2019.

El principal destino de estos turistas en junio fue Cataluña, con el 38% del total de las llegadas. Aún así, solo llegaron 76.600 personas, un 96,5% menos que el año pasado, la mayoría desde Francia, con casi la mitad del total de los visitantes. Es importante observar cómo evoluciona este dato en los meses de julio y agosto debido a los rebrotes que han afectado en gran parte a esta comunidad y por los que Francia estuvo barajando la posibilidad de cerrar su frontera con Cataluña.

Advertencia desde la URV

El catedrático y director de la Càtedra d’Economia Local i Regional de la Universitat Rovira i Virgili, Juan Antonio Duro, alertó ayer de un descenso «dramático» del turismo en Catalunya. «La reducción del riesgo en las destinaciones turísticas tiene que ser un objetivo estratégico preeminente», sostuvo Duro.

El experto alertó además alertado de la situación de Tarragona, donde la demanda hotelera internacional ha sido prácticamente inexistente y la del mercado doméstico ha sido la más baja de toda Catalunya (un 8,76%).

Temas

Comentarios

Lea También