Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Salud

Encontrar trabajo a partir de los 45 en Tarragona

Uno de cada tres parados de la provincia de Tarragona tiene más de 45 años. Más de la mitad creen que no volverán a trabajar nunca

Joan Morales

Whatsapp
Pere Gomés. FOTO: DT

Pere Gomés. FOTO: DT

Pere Gomés es un tarraconense de 51 años y con una amplia experiencia profesional en diferentes sectores. El pasado 15 de junio pasó a engrosar la lista de personas en paro de la provincia de Tarragona, una lista que esta misma semana ha sido actualizada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social dejándonos algunos datos contundentes.

De los 41.023 parados que hay, a día de hoy, en nuestra demarcación, 11.727 tienen más de 45 años. Eso significa que, prácticamente, una de cada tres personas sin trabajo en la provincia es sénior. Exactamente un 28,5%. Si extrapolamos estos números a toda Catalunya, el resultado es muy parecido, ya que de los 357.272 parados que hay, 105.813 tienen más de 45 años (29,6%).

Los datos son todavía más duros respecto a este colectivo de parados si atendemos a la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este año. De los 446.500 parados que había en España, 157.800 tenían más de 45 años, es decir un 35,34%.

Detrás de los siempre fríos números hay miles y miles de historias personales. La de Pere Gomés es una de ellas y puede servir para ejemplificar que la actitud es clave para afrontar un momento tan delicado a nivel personal y profesional como puede ser quedarte sin trabajo a partir de los 45-50 años.

Pere, después de haber tocado infinidad de teclas en múltiples sectores profesionales, incluso en la política donde ha sido concejal del Ayuntamiento de Altafulla entre 2011 y 2019, desde el pasado 15 de junio busca «un trabajo estable, en una empresa con un buen proyecto y que aproveche de mí lo mejor».

Para intentar conseguir su objetivo, Pere ha apostado por mantenerse muy activo, especialmente en las redes sociales. «Está claro que tienes que ir a venderte y ser insistente y seguir las oportunidades que te lleguen, porque al final estoy convencido de que encontraré trabajo».

Esta actitud proactiva y optimista de este parado de 51 años contrasta con los resultados de una encuesta elaborada por la Fundación Adecco a personas mayores de 55 años que están en el paro, un colectivo que se enfrenta a unos prejuicios que tienen un impacto directo en su autoestima. Así, el 90% opina que su edad le perjudica en la búsqueda de empleo y admite sentir inseguridad cuando acude a las entrevistas de trabajo. De hecho, un 58% considera que no podrá volver a trabajar nunca.

Ganas y motivación

Pere Gomés reconoce que está comprobando en sus propias carnes «que la edad es un freno, en muchas ocasiones, para no seguir avanzando en un proceso de selección». Pero este handicap no va a poder con las ganas y la motivación que tiene para intentar encontrar trabajo. «Tengo las mismas ganas de trabajar que una persona de 25 años, pero con mucha más experiencia. Dispongo de una libreta con proyectos y siempre soy muy optimista, activo y proactivo. Además, el hecho de buscar trabajo me mantiene activo y me ayuda a mejorar mi aspecto comunicativo y me ofrece un ‘feed-back’», explica.

Para intentar ayudar a este colectivo de personas en paro de más de 45 años, la Fundación Adecco ha editado recientemente un decálogo con algunos consejos. De hecho, tal y como explica al Diari el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, «contamos con un equipo de consultores dedicado por entero a la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión, y los mayores de 45 años parados de larga duración son un grupo especialmente vulnerable».

Para abordar este problema de falta de contratación senior, la Fundación Adecco tiene dos líneas de actuación: «Por un lado, promovemos la diversidad en las empresas, incidiendo en el valor añadido que supone tener una plantilla diversa en orígenes, género y, por supuesto, edad. Por otro lado, trabajamos con los candidatos en su empleabilidad a través de diferentes fases, en las que les formamos y orientamos a través de un itinerario». 

En la Fundación Adecco reconocen que se ha producido un incremento de solicitudes de búsqueda de empleo de personas mayores de 45 años. Mesonero comenta que «existe una auténtica avalancha de mayores de 45 años que solicitan nuestra atención, pero existen pocas ayudas, tanto públicas como privadas, para este tipo de proyectos. El año pasado atendimos a 4.834 mayores de 45 años, mientras que éste llevamos 6.079, por lo que nosotros sí hemos sido testigos de este incremento».

Muchas de estas personas que se quedan sin trabajo a partir de los 45 años se sienten desorientadas a la hora de competir en un entorno cada vez más exigente y, en muchos casos, sienten que su formación se ha quedado desfasada en relación a las demandas del mercado. Entre las diez pautas que ofrece la Fundación Adecco en su ‘Decálogo para encontrar trabajo a partir de los 45 años’, se destaca la importancia del manejo de las nuevas tecnologías y de las redes sociales.

El de Pere Gomés es un ejemplo de que estos canales de comunicación son ideales para intentar seguir ‘enchufado’ al mercado laboral. «Utilizo aplicaciones y portales de Internet para intentar encontrar trabajo», explica Pere, quien concreta que «Linkedin es donde más activo estoy, con vídeos en los que explico mi situación. Prefiero el vídeo porque es donde puedo expresarme y mostrarme como soy».

Pere publica píldoras explicando su historia profesional. En los últimos tres meses se ha presentado a entre 250 y 300 ofertas de trabajo. Además, estos canales de comunicación le permiten mantener un ‘feed-back’ con el receptor y saber hasta dónde está llegando. «Por ejemplo, sé que uno de mis vídeos ha tenido 4.000 visualizaciones. También puedo saber qué empresas lo han visto, de qué área geográfica son y qué cargo tiene la persona que lo ha visualizado».

Formación

Pere Gomés coincide plenamente con otro de los puntos del ‘Decálogo para encontrar empleo para mayores de 45 años’: el del reciclaje. «La gente tiene que profesionalizarse y cuando estás en paro aprovechar para hacer cosas y formarte», explica.

La Fundación Adecco, en este sentido, también lo tiene muy claro y aconseja al parado que, cuanto antes empiece a formarse antes logrará su objetivo. La experiencia acumulada por el trabajador en los años anteriores es muy válida, siempre que se complemente con nuevas formaciones y competencias que demandan las empresas a día de hoy.

Desconfianza

Uno de los datos reveladores de la encuesta realizada por la Fundación Adecco es que el 83% de los responsables de Recursos Humanos de las empresas no ha seleccionado a ningún mayor de 55 años durante el último año. La encuesta profundiza en cuáles son las causas que han llevado al seleccionador a descartar al profesional senior. 

Es significativo ver que 4 de cada 10 (40%) admite que la edad le genera dudas para el desempeño del puesto, alegando los siguientes motivos: «sus conocimientos estarán obsoletos (75%), «tendrá una menor flexibilidad» (60%), «no encajará en una plantilla mayoritariamente más joven» (34%) o «su absentismo será superior debido a mayores problemas de salud» (25%).

En este sentido, el presidente de la Fundación Adecco destaca que el principal obstáculo con el que se encuentran estas personas por parte de las empresas «es el desconocimiento, que conlleva a la desconfianza hacia los candidatos senior. Al fin y al cabo, son sesgos que tienen los responsables de las empresas, que relacionan edad con rigidez, mayores exigencias salariales y obsolescencia de sus competencias. Es importante darles la oportunidad de defender su candidatura, ya que la mayoría de ellos se queda en la criba curricular».
Medidas preventivas

La Secretaria de Treball i Economia de CCOO Catalunya publicó en diciembre del año pasado el informe El treball a partir dels 45 anys. Un repte pel futur inmediat. Entre muchos datos, pronostica que en 2028, la mitad de la población trabajadora tendrá más de 45 años. Por ese motivo, desde este sindicato tienen claro que son necesarias medidas preventivas para garantizar un mayor grado de inclusividad del mercado de trabajo para las personas trabajadoras de más de 45 años.

Para CCOO es necesario sensibilizar, concienciar y poner en valor las capacidades y características de este colectivo en el marco de un plan de acción integral contra la discriminación por razón de edad, que garantice la igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo a aquellos trabajadores que cambien de ocupación o que afronten un proceso de reinserción.

La mejor prevención, para el sindicato CCOO, es la de acreditar, mantener y mejorar las competencias de las personas ocupadas en su propio entorno laboral. En este sentido es prioritario identificar y certificar los conocimientos informales y la experiencia adquirida para que, como queda recogido en un estudio reciente, «la dificultad que supone acreditar y certificar aquellas cualidades menos tangibles, hace que la valoración de otros aspectos menos cuantificables, como la edad o la experiencia laboral del candidato, cobren un mayor protagonismo».
Medidas y soluciones al margen, Pere Gomés, tiene muy claro que «para encontrar trabajo, la actitud es lo más importante».

Temas

Comentarios

Lea También