Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Héctor Dominguis: «Nuestra industria nuclear está preparada para operar más de 40 años»

El vicepresidente de la Sociedad Nuclear Española se muestra crítico con el plan de cierre de las nucleares y defiende el buen estado de salud de las instalaciones

Joan Morales

Whatsapp
Dominguis, este jueves en Tarragona, donde participó en una jornada de la Sociedad Nuclear Española. foto: A.Mariné

Dominguis, este jueves en Tarragona, donde participó en una jornada de la Sociedad Nuclear Española. foto: A.Mariné

¿Cree que la Sociedad Nuclear Española (SNE), de la que ha sido nombrado recientemente vicepresidente, tiene caducidad, teniendo en cuenta el protocolo de cierre de las nucleares que el gobierno ha puesto en marcha?
Todas las industrias, incluida la nuclear, tienen un plazo de vida. Ahora se ha aprobado un plan para el posible cierre de parte de los reactores. Pero lo importante es que para este plan lo que se prevé es que las centrales nucleares pasen ya a más de 40 años de vida. Algo impensable hasta ahora. Hay que recordar que este plan es una propuesta que se ha enviado a Europa para que la comente y que en España se aprobará a final de este año. Además, esta propuesta tiene revisiones trienales, para garantizar el suministro, que se cumplan los compromisos medioambientales y que se controle el precio de la electricidad.

¿Cómo valoran desde la SNE esta propuesta de cierre de las centrales?
En la decisión política no entramos. Lo que sí defendemos es el grado de eficiencia y de seguridad de nuestra industria nuclear, que está preparada para ir más allá de los 40 años. De hecho, en el mundo ya hay centrales nucleares que están operando hasta los 60 años y algunas, incluso, han pedido licencia para llegar hasta los 80. Lo que ahora está por ver es qué programa de cierre propone este plan.

¿Qué consecuencias tendría este cierre propuesto por el Gobierno, tanto económicas como medioambientales?
Eso es algo que también nos preocupa. Lo que se está proponiendo es cerrar un sector, una industria que apoya y cumple con todos los requisitos y compromisos medioambientales que se establecieron en París. Pretender cerrar una industria que no provoca gases de efecto invernadero y que genera 30.000 puestos de trabajo en España nos parece ilógico.

El Partido Popular se ha comprometido a revisar este plan de cierre si gobierna. ¿Cree que será un tema que entrará de lleno en la campaña electoral?
No lo sé. Es lógico que todos hablen del tema, pero lo que está claro es que la revisión del plan ya está prevista cada tres años. Es algo por lo que tenemos que interesarnos todos, no solo los partidos políticos, para que el plan cumpla con los requisitos.

El PP también promete reducir la carga fiscal del 7% sobre la generación eléctrica que soportan las centrales. ¿Cree que las centrales nucleares son viables económicamente?
Sí que lo son. Podemos hacer una comparación internacional para entenderlo. Francia tiene un coste de la electricidad más barato que España, donde pagamos un 27% más que nuestros vecinos, cuando ellos tienen una base nuclear muy importante. Después hay otros casos de países donde están cerrando sus centrales nucleares y están sufriendo costes de electricidad superiores, mayores emisiones de gases de efecto invernadero y CO2 y unos costes tremendos de sustitución de sus centrales nucleares por otras energías alternativas.

¿Qué sentido tiene alargar la vida de los reactores si al final se acabarán cerrando?
Tenemos unas instalaciones que están en perfecto estado de funcionamiento y que pueden aguantar 20 años más, por lo menos. La pregunta que yo me hago es: ¿qué sentido tiene cerrarlas? ¿Para qué vamos a adelantar un gasto y una inversión de cierre cuando pueden aguantar mucho más tiempo?

¿Cuál es el estado de salud de nuestras centrales nucleares?
Pues muy saludable. Están en perfecto estado porque se han hecho bien las cosas en estos años. Aparte del mantenimiento del día a día, se hacen inversiones para permitir justo esto: la operación a largo plazo. En cuanto a seguridad, hay un organismo regulador que vela por la operación segura. Están los explotadores, que también hacen lo mismo. Luego hay un plan de inversiones que permite que podamos operar a largo plazo.

¿El cierre simultáneo de nuestras centrales nucleares podría perjudicar la gestión correcta del almacenamiento de los residuos?
No necesariamente. Existe un plan de gestión de residuos y estamos a la espera del nuevo para ver si finalmente se aprueba la construcción del almacén centralizado en Villar de Cañas, en la provincia de Cuenca. La gestión de los residuos es una parte más de la gestión de la industria del sector nuclear. Es una ventaja si finalmente tenemos un almacén centralizado porque nos va a permitir ser más eficientes en esa gestión de residuos. Pero no hay que olvidar que los residuos derivados de la industria nuclear lo bueno que tienen es que están controlados. Llevamos 50 años gestionándolos sin ningún incidente. Y no ha habido, ni se prevé, que haya ningún problema futuro.

Temas

Comentarios

Lea También