‘Impecable, siempre en garaje...’ ¿Seguro?

Sergey Savchak y Marta Sol ofrecen servicios a particulares de acompañamiento y verificación en la compra de coches de segunda mano

Rafael Servent

Whatsapp
Marta Sol y Sergey Savchak, junto al coche que les llevó hasta la idea de crear Needcarhelp. FOTO: Alba Mariné

Marta Sol y Sergey Savchak, junto al coche que les llevó hasta la idea de crear Needcarhelp. FOTO: Alba Mariné

Hace tres años, Marta Sol (Cunit, Baix Penedès, 24 años) decidió comprarse su primer coche. Lo necesitaba para ir cada día hasta Reus, donde había empezado la carrera de Administració i Direcció d’Empreses en la Universitat Rovira i Virgili (URV). Su primera opción era hacerse con un coche de segunda mano. Le pidió consejo a su actual pareja, Sergey Savchak (Ternópil, Ucrania, 26 años).

Aficionado a comprar coches, arreglarlos y revenderlos, su experiencia era un grado ante el reto de calar nuevas versiones contemporáneas de esos clichés que ofertaban coches impecables, siempre en garaje, conducidos por señoras mayores prudentísimas... y que a menudo no eran tales.

A punto de terminar la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Sergey Savchak explica que, durante el tiempo que pasó comprando y vendiendo coches como aficionado, «me di cuenta de lo mal que la gente compra los coches».

«Cuando me venían a comprar un coche -cuenta-, no sabían lo que había que mirar y comprobar. ¡Ni siquiera lo probaban! Cuando vas a comprar un coche, es obligatorio probarlo. A mí, eso es algo que me sorprendía». Aplicando su experiencia, dieron con el coche que necesitaba Marta Sol: un Seat Ibiza que hoy siguen compartiendo. Y surgió la idea.

«Marta vio que, igual que había hecho con ella, yo podía ayudar a más gente a comprar su coche», explica Sergey Savchak. Nacía Needcarhelp. Con sede en el Tecnoparc de Reus, donde forman parte del grupo de startups alojadas en la Incubadora TIC, Needcarhelp ofrece servicios de acompañamiento y verificación en la compra de coches de segunda mano.

«Me di cuenta de lo mal que la gente compra los coches: ¡Ni siquiera los prueban!»

En su ideario está la independencia de marcas, concesionarios y empresas de compraventa. Solo atienden a particulares, donde ejercen de consultores externos en procesos de compraventa. La mecánica es sencilla: alguien identifica un coche que le gustaría comprar (en un anuncio, en una tienda), y contrata los servicios de Needcarhelp para que le acompañe y le dé opinión. Aunque es bastante más que una opinión.

Un car helper (así designan en Needcarhelp a este perfil experto) se desplaza hasta el lugar y efectúa una inspección en la que revisa hasta 350 puntos del coche, aplica un diagnóstico de su electrónica con un escáner profesional, lleva a cabo una prueba de conducción, toma fotografías y vídeos, y lo presenta al cliente en un informe con el que pueda tomar una decisión.

FOTO: Alba Mariné

Sergey Savchak aclara que ese informe es la foto del momento. Si el comprador deja pasar días o semanas hasta formalizar la transacción, Needcarhelp no puede responder por lo que le haya sucedido a ese coche durante ese tiempo. 

Por uno de estos informes cobran 99 euros, incluidos los gastos de desplazamiento en un radio de 60 kilómetros desde Cunit. A partir de ahí, el kilometraje se tarifica aparte, igual que servicios suplementarios como la búsqueda de coches, la tramitación del cambio de titular o el servicio de grúa.

Aunque empezó a gestarse en el verano de 2019, Needcarhelp lleva a pleno funcionamiento apenas dos meses y medio. En este tiempo han asesorado a unas 120 personas, con perfiles de coche con precios a partir de los 5.000 euros. Antes de terminar el año cuentan con haber formado un equipo de car helpers que abarque toda Catalunya y, en un futuro, llegar a Madrid, Málaga, Granada y Bilbao

Temas

Comentarios

Lea También